Local

«Me apoyarán socialistas que antes que todo sean demócratas»

El candidato del PP le hace un hueco a El Correo en su agenda del último lunes de campaña, después de un acto a pleno sol en Lepe. Mientras se repone con una cerveza y un montadito en una cafetería, atiende a este periódico entre felicitaciones de vecinos por el debate del día anterior en Canal Sur.

el 15 sep 2009 / 01:13 h.

TAGS:

El candidato del PP le hace un hueco a El Correo en su agenda del último lunes de campaña, después de un acto a pleno sol en Lepe. Mientras se repone con una cerveza y un montadito en una cafetería, atiende a este periódico entre felicitaciones de vecinos por el debate del día anterior en Canal Sur. "¿Le puedo dar una abrazo? A ver si ganamos", interrumpe una de las camareras en medio de la charla.

-¿En qué se parece esta campaña a la de 1996?

-Sólo la pregunta rejuvenece. No hay diferencias sustanciales porque me gusta la campaña en la calle, con actos interactivos, en lugar de monólogos. Y la verdad es que en cuanto a la diferencia de medios con el PSOE la verdad es que los socialistas han incrementado su penetración mediática con respecto a 1996. La diferencia más importante es que, aunque tuvimos cara a cara en 1994, en 1996 no existió ese debate y eso creo que marca mucho la campaña. En ésta desde luego es el acto de más trascendencia ante los posibles indecisos, que nadie puede adivinar quiénes ni cuántos son.

-Se ha afanado desde que volvió a Andalucía en dar una imagen moderada. ¿Lo ha logrado? Se lo digo porque una encuesta de El Correo dice que un 30% de los andaluces nunca votaría al PP.

-En estos últimos cuatro años que he estado pisando tierra, en cerca de 600 municipios, no he encontrado ningún tipo de rechazo social al PP, ni siquiera frases desagradables que por otra parte serían más que comprensibles. No recuerdo ni un insulto. Ahora, también entiendo que puede existir un segmento de votantes muy identificado con el PSOE que han podido aceptar ese mensaje del PSOE de división de la sociedad.

-La responsabilidad es del PSOE.

-El PSOE ha construido gran parte de su discurso en Andalucía siempre con la referencia a las divisiones del pasado. Y hay una parte de su electorado que es, digamos, muy radical en cuanto a los sentimientos. Pero a mí me parece que en Andalucía quien decide las elecciones es una mayoría centrista a la que me dirijo, que se expresa en las urnas y no en el día a día porque es muy silenciosa.

-¿A qué le saca más partido? ¿A una campaña moderada o al despliegue de toda su artillería de desgaste a Manuel Chaves?

-No tengo ninguna duda de que es más útil una campaña constructiva. Las campañas de insulto no aportan nada nuevo. Los ciudadanos no le prestan oído. Lo importante son sobre todo propuestas porque quiero ganar las elecciones por la ilusión que provoca el PP y no sólo porque el PSOE no lo ha hecho bien.

-En el cara a cara no dio un golpe de efecto definitivo.

-Me he construido la idea de ese debate en combinación de crítica-propuesta. Y estoy muy contento. No se sabe dónde está el equilibrio pero, desde luego, no se puede renunciar estando en la oposición a la crítica bajo ningún concepto y lo que se tiene es que sobrepasar la frontera de lo que supone la oposición y presentar una alternativa.

-¿Y lo logró?

-Yo creo que eso lo conseguí en el debate: que no se me vea como oposición sino como un futuro presidente de la Junta. Los juegos de artificio, los juegos florales, los conejos de la chistera tienen un efecto de unas horas y lo que sin embargo va dando una imagen de solidez es la presentación permanente de alternativas.

-Robar al PSOE la mayoría absoluta, ¿sigue sin ser suficiente?

-A mí lo único que me vale es la victoria. Estamos haciendo un gran esfuerzo, con ilusión y optimismo, para ganar. No me es suficiente que el PSOE baje porque lo básico es que el PP gane. Y es que hay una señal inequívoca de deseo de cambio en Andalucía. Y creo que despertaría un entusiasmo que nos llevaría a avanzar a una gran velocidad.

-Las encuestas hablan de una recuperación del PP tras el retroceso de 2004. ¿Eso no le vale?

-Las encuestas dicen que el PP va a subir y que el PSOE va a bajar, pero yo lo que creo es que estamos en condiciones de disputar la victoria y no sólo me baso en las encuestas, sino en los resultados de las municipales, cuando nos quedamos a ocho puntos del PSOE.

-¿De dónde saldrá ese apoyo?

-Hay muchos socialistas que no coinciden al cien por cien con nosotros y que nos van a dar su confianza porque ven más urgente la necesidad de la alternancia que seguir confiando en el PSOE. Habrá muchos que consideren que antes de socialistas son demócratas y que lo que urge es el cambio.

-Las encuestas no dicen eso.

-Las encuestas dicen que el partido que tiene más fidelidad de su electorado es el PP y que hay un cierto trasvase de votantes del PSOE al PP. Lo que habrá qué ver es en qué medida se produce eso.

-¿Tiene capacidad de movilización de aquí al domingo para que ese trasvase sea suficiente?

-La capacidad de movilización es permanente y en estos últimos días hay que pedir la participación en la gran fiesta de la democracia.

-¿Entonces no comparte la idea de Gabriel Elorriaga de que la abstención beneficia al PP?

-Hay que pedir que la gente participe, la máxima participación. Es un error decir que puede beneficiar a un partido u otro.

-Sus compañeros de partido no se lo ponen fácil. Manuel Pizarro irrumpió diciendo que hay que "enseñar a pescar" a los andaluces y Ana Mato, que los niños son "analfabetos".

-En ese asunto hay dos cuestiones muy claras. La primera: que a veces se utilizan expresiones inadecuadas y, en segundo lugar, que el PSOE intenta siempre trasladar la crítica a su gestión a un insulto a nuestra comunidad. Cuando estos compañeros se ha referido a cuestiones puntuales estaban haciendo críticas a la gestión de Chaves pero, probablemente, o con toda seguridad, utilizando expresiones inadecuadas.

-¿Son errores puntuales o una concepción sobre Andalucía instalada en el PP?

-Eso no sólo pasa en el PP. Ya conté que el señor Maragall y dirigentes del PSOE de Cataluña han hablado de Andalucía como comunidad subsidiada y han dicho que había que cortarle la financiación. Y en este caso el PSOE mantuvo un silencio cómplice.

-¿Habló con el señor Pizarro de este asunto?

-Tuve una conversación con él con motivo de esas declaraciones. Él hizo unas manifestaciones rectificando los primeros conceptos y expresiones que había utilizado, y no he vuelto a hablar con él.

-Pero coincidirá conmigo en que sus compañeros han dado munición al PSOE

-Coincido con que el PSOE cree en el régimen, que es identificar a Andalucía con el PSOE y coincido en que hay que ser muy cuidadoso para que el PSOE no tenga oportunidad de manipular las declaraciones cuando no son un ataque a Andalucía sino una descalificación a la gestión socialista.

-¿Cree realmente que cala en la sociedad la idea del régimen y de que la libertad de expresión está amenazada?

-En Andalucía hay democracia, por supuesto, pero también todos los días los socialistas abusan del poder. Y uno de esos abusos es la publicidad institucional y el modo en que se gestionan los medios públicos de comunicación. La sensación de que esos abusos existen ha calado en la sociedad andaluza con todas las consecuencias.

-¿Sólo abusos del PSOE en los medios públicos? En otras comunidades con gobierno del PP...

-Yo, si soy presidente de la Junta, le pediré una terna a la oposición y de ella saldrá el nombre del director general RTVA, que dependerá del Parlamento.

  • 1