miércoles, 12 diciembre 2018
07:43
, última actualización
Deportes

"Me costó adaptarme al baloncesto europeo"

Xavier Thames (Sacramento, 1991) empieza a encontrar su ritmo de juego tras dos meses en Sevilla

el 25 nov 2014 / 12:23 h.

ENTRENAMIENTO_CB_SEVILLA_24.jpg Xavier Thames es defendido por Urtasun en un entrenamiento. J.L.Montero Xavier Thames saca la sonrisa en cuanto alguien se le acerca a buscar sus reacciones en el vestuario del CB Sevilla después de un partido. Ha perdido esa cierta timidez que mostraba en sus primeros días en España. A su edad, y en su primera experiencia fuera de Estados Unidos, el jugador vive su año de Erasmus. Nuevo país, idioma del que no entiende ni jota, y para colmo un juego que no tiene mucho que ver con lo que se había acostumbrado a Estados Unidos. La mejora que ha experimentado el equipo en las tres últimas semanas no ha sido ajena al base-escolta californiano. Tocó fondo en el partido ante Estudiantes en el que sólo disputó un minuto y medio. Además de aumentar su presencia en pista ante Oldenburg y Real Madrid, la impresión es que Thames empieza a tomar mejores decisiones en ataque y su defensa también ha dado mejores prestaciones. “Es cierto que en las últimas semanas me he ido encontrando mejor sobre la pista. Los entrenadores y mis compañeros me han ayudado a entender mejor lo que tenía que hacer en la pista en cada momento”, comentó el domingo al término del encuentro ante el Real Madrid. Aunque la consideración de Nikola Radicevic como base titular no ha cambiado, Scott Roth cuenta ahora con un relevo, que puede mantener la cadencia ofensiva del equipo. Si en sus primeros partidos, su presencia en pista deshidrataba el ataque, ahora esa impresión ya no resulta ni mucho menos evidente. “Me ha costado un poco adaptarme al baloncesto europeo, es muy distinto a lo que he practicado durante mucho tiempo en mi país. Ahora empiezo a entender algunos de los principios de este juego aquí en Europa”, asegura. Aunque sus números no son nada del otro mundo, hay ciertos indicios que invitan al optimismo como las pérdidas de balón. En la fatídica racha de cinco derrotas consecutivas en Liga Endesa, Thames sumó ocho y en los cuatro primeros de Eurocup alcanzó las nueve: un promedio de casi dos pérdidas por partido. A partir de ahí: CAI Zaragoza, Estudiantes, Real Madrid, Nymburk y Oldenburg. En esos cinco encuentros, el estadounidense sólo ha sumado una pérdida de balón. “Es cierto que me siento más cómodo en ataque. Pero creo que también las cosas me van mejor en defensa. Espero que los técnicos estén más contentos con mi rendimiento”. Dicho y hecho. Fue el propio Scott Roth el que destacó su progresión después del triunfo ante el equipo alemán en la última jornada de la Eurocup. A pesar de ser un reputado tirador, el lanzamiento parecía hasta hace poco su única forma de anotar, en los dos últimos partidos ha asomado en un par o tres de penetraciones más que interesante como alternativa a sus tiros lejanos. “Creo que es lo que me falta aún. Como dije antes, me siento más capacitado para dirigir, pero ahora tengo que sentirme más confiando en mis capacidades para anotar”, afirma. La llegada de Ben Woodside va a cambiar su rol en el equipo y podría darle alguna responsabilidad ofensiva más. La idea es que el nuevo fichaje y Radicevic se repartan los minutos en el puesto de base. Así, Thames deberá pelear los minutos con Álex Urtasun, un jugador en un estado de forma magnífico, que le pondrá las cosas muy difíciles.

  • 1