Local

Me debieron realizar prácticas de vudú

el 30 dic 2009 / 10:16 h.

TAGS:

Dos veces he visitado la ciudad de Renania-Palatinado de Kaiserslautern. Una con el Sevilla en 1982 y otra, con el Betis en 1995. En la primera, nos alojamos en el Hotel Dorint en el centro de la ciudad. Con el Betis, en la cercana ciudad de Franskenthal en el Hotel Bauer. De la primera, en la que viajé con Antonio Somoza y Paco Ortiz, el famoso locutor zaragozano de la SER, no puedo olvidarme de la rotura de mi codo. Resultó que una alfombra que cubría la escalera tenía una rotura en la madera que a su vez cubría la alfombra y al pisarla resbalé y caía de arriba abajo con el consiguiente susto. Visita al doctor Leal Graciani, tan atento, servicial y buen médico como siempre lo fue con todos los expedicionarios, el vendaje correspondiente y al trabajo. Por la noche, unas empleadas del hotel nos invitaron a una cercana discoteca que, aun siendo martes, estaba llena de soldados americanos de la base de Ramstein, que es la mayor de Europa.

 

La vuelta fue una odisea. Cayó una nevada descomunal, propia del mes de diciembre en la Alemania del 82, y el Volkswagen ‘escarabajo' se negó a arrancar. Empujar un coche con las ruedas hundidas entre la nieve no se lo recomiendo a nadie y más si son las dos de la mañana y el termómetro marca 15 bajo cero. Nadie salía de la discoteca y nadie nos ayudaba.

Desde entonces aprendí que lo mejor para un locutor deportivo tras la cena es la cama. Así, se evitan peligros y se cuida la voz. Lección aprendida.

  • 1