Local

"Me debo a mi partido"

Porque se lo han pedido todos con los que ha hablado y, sobre todo, José Luis Rodríguez Zapatero. "Me debo a mi partido". Ésa es la principal razón que esgrimió el viernes Manuel Chaves para explicar que, tras habérselo pensado, volverá a estar al frente del PSOE-A. ¿Sucesión? Dice que ese debate no existe en su formación.

el 15 sep 2009 / 07:02 h.

TAGS:

Porque se lo han pedido todos con los que ha hablado y, sobre todo, José Luis Rodríguez Zapatero. "Me debo a mi partido". Ésa es la principal razón que esgrimió el viernes Manuel Chaves para explicar que, tras habérselo pensado, volverá a estar al frente del PSOE-A. ¿Sucesión? Dice que ese debate no existe en su formación.

"Me gustaría retirarme de la política y de la Presidencia de la Junta porque así lo deciden mis compañeros o los ciudadanos de Andalucía". Así quiso el máximo responsable de los socialistas andaluces zanjar las especulaciones sobre si su liderazgo tiene fecha de caducidad, después de haber comunicado a la Ejecutiva regional del PSOE-A que será candidato a la Secretaría General en el congreso que los socialistas andaluces celebran en Granada los días 11, 12 y 13 de julio.

Chaves, que cuando salga reelegido en Granada llevará 14 años al frente del partido, dio una larga explicación a los periodistas sobre la decisión "muy meditada" que ha tomado. Ha escuchado, dijo, "a mucha gente de su partido" y todos le han manifestado respeto y manos libres para decidir su futuro pero todos, aseguró, le han pedido que sea secretario general.

"Es el sentir ampliamente mayoritario del partido y a ellos me debo por encima de cualquier otra consideración". "Nadie me ha pedido que me retirara", añadió, aunque mantuvo para el ámbito "íntimo y personal" lo que le ha dicho su familia al respecto.

Lo cierto es que la reflexión y la ronda de consultas abiertas por el presidente andaluz en el seno de su partido surge de una inquietud personal que, como hace cuatro años, vuelve a quedarse sólo en eso. "Si lo mejor para el partido es que yo me presente, estoy a su disposición", argumentó, aunque añadió que se ha autoexaminado y se encuentra con "fuerzas, ganas, ideas y determinación" para seguir al frente de todo esto. Además de sus responsabilidades en Andalucía, Rodríguez Zapatero volverá a contar con él para la Presidencia federal del partido.

Su sí a seguir como secretario general del PSOE-A vuelve a aparcar el debate sobre su sucesión en el partido mayoritario en Andalucía, donde llevará gobernando 22 años cuando agote esta legislatura. Chaves tiene en la actualidad 62 años. En ese punto, en el de su relevo al frente del socialismo andaluz, no quiso hacer ninguna concesión, ni siquiera admitió en público que será un asunto que algún día tendrá que abordarse en el PSOE-A.

"Ése es un debate que no existe, ni se ha abierto ni tiene por qué abrirse tras la victoria por mayoría absoluta" del pasado 9-M, argumentó. Fuentes socialistas interpretan que un paso atrás de Chaves en sus responsabilidades en el seno del PSOE-A habría desencadenado la carrera interna por la sucesión. Y no creen, según coinciden varios dirigentes consultados, que sea el momento.

"Otros se lo tendrían que plantear tras tres derrotas", añadió en referencia de Javier Arenas, del que llegó a cuestionar de forma indirecta su "dignidad" por no renunciar tras perder los comicios. Preguntado sobre los dolores de cabeza que en su día acarreó a su partido la sucesión de Felipe González y los intentos vanos que éste hizo de dejar la formación, Chaves no encontró paralelismo alguno: "Yo no soy Felipe González".

Si algo quiso trasladar el presidente andaluz es firmeza en sus palabras. "En tiempos de crisis no son buenas las mudanzas", había dicho un dirigente socialista unas horas antes en el seno de la Ejecutiva en la que comunicó su decisión. Por eso, el presidente andaluz volvió a insistir en que para 2012 estará "a disposición de su partido" a la hora de elegir a un candidato a la Presidencia de la Junta.

Y como había negado antes que su intención sea dar un paso atrás por su voluntad si los ciudadanos no le retiran la confianza, la pregunta sobre hasta cuándo se mantendrá en los carteles electorales estuvo servida. "Después de 2012 nadie sabe lo que va a ocurrir", respondió.

Una de las razones que han pesado en la decisión de Chaves de no dar el paso atrás en el partido ha sido no dar margen al PP. El presidente andaluz pasó de puntillas por este tema y, aunque reconoció que no se puede dar "ventaja al adversario", quiso quitar importancia a la figura del líder de la oposición y su posicionamiento ante los ciudadanos: "No me preocupa lo que haga Arenas, si dedica más tiempo a Madrid o si está en Andalucía", dijo, si bien reconoció que lo que conviene a los intereses de los socialistas es que "Arenas se quede en Andalucía, y siga siendo el reflejo de un perdedor y de las derrotas políticas".

  • 1