Local

"Me falla un poquito la memoria, pero estoy bien"

el 21 jul 2012 / 19:44 h.

TAGS:

La actriz y expresentadora de ‘Cine de Barrio’ concede su primera entrevista tras conocerse su estado de salud.  Desde que hace tres años a Carmen Sevilla le diagnosticasen Alzhéimer, su estado ha ido deteriorándose irremediablemente. La que fue “novia de España” guarda cada vez menos recuerdos de su vida, aunque se encuentra bien cuidada por los suyos.

Cuando la actriz y presentadora despidió sin previo aviso el que sería su último Cine de Barrio en 2010, muchos pensaron que algo no iba bien. En efecto, poco después se supo que la artista padecía la enfermedad de Alzhéimer, una afección neurológica que acelera el deterioro de las células del cerebro y los nervios, y que también sufrió su madre. Sevilla ha concedido unas declaraciones al periódico La Razón, por primera vez, tras el anuncio de su dolencia, en las que especialmente incide en la pena que le da no poder trabajar: “Sí. Eso es lo peor. Pero me dicen que ya no estoy para trabajar… Me aburro mucho, no me gusta la rutina”. “Me falla un poquito la memoria”. “Es una pena, pero por lo demás estoy muy bien, muy tranquila aquí, en mi casa, viendo la televisión y con mi perrito”, añade la presentadora.

Sobre una posible serie sobre su vida: “No lo recuerdo, pero la idea es muy bonita”. Ella asegura que no lo recuerda: “La idea es muy bonita, porque sería un homenaje para mí”. Sobre su vida personal explica que sus nietos los ve “menos de lo que quisiera”.
Sin embargo, intenta reponerse con planes como viajar unos días a Marbella para cambiar de aires. Tras conocer su diagnóstico, apenas se ha visto a Carmen salir de su domicilio, ni siquiera para la misa diaria a la que antes jamás faltaba. Fuentes cercanas a la enferma han asegurado a la revista Lecturas que “su calidad de vida es aceptable, aunque ya presenta alteraciones de memoria, de lenguaje y de comportamiento”, recoge Europa Press.

El vivaracho carácter de la actriz se ha marchitado, al parecer se ha vuelto muy introvertida. En todo momento está atendida por una persona que cuida de ella y procura que se sienta acompañada y segura. Ya que, además, los enfermos de Alzhéimer suelen sentirse confusos y extraviados,. La actriz recibe también frecuentes visitas de amigos, aunque no siempre les reconoce. A pesar de lo avanzado de su enfermedad, Carmen aún puede caminar sin ayuda, aunque con cierta torpeza. Físicamente, la artista está muy deteriorada. Ya no se cuida tanto como antes. Los años se le han venido encima de golpe.

  • 1