Deportes

"Me gustaba tirarme al suelo y era un pildorilla, por eso soy portero"

Adrián rememora cómo pasó de "interior diestro y delantero" a guardameta en el Altair.

el 13 oct 2012 / 21:02 h.

Adrián, de amarillo, en el Altair. A la derecha, Javier Lozano.
-->

Dice Adrián que es bético desde que nació, pero no siempre ha sido tan alto. "En el Altair no era de los más grandes, había gente que me sacaba una cabeza. Fue de cadete y juvenil cuando pegué el estirón y me planté bien", recuerda. Tampoco fue portero desde el principio: "En Altair empecé como interior diestro y delantero, pero mi equipo se quedó sin portero. Como a mí me gustaba mucho tirarme al suelo y era muy pildorilla, el entrenador me dijo si quería ponerme de portero hasta que llegase otro compañero, y ahí me quedé", cuenta. Ese hombre fue Javier Lozano, que además es "muy buen amigo" de su familia. Y gracias a su decisión lo fichó el Betis, en 1997 para el torneo alevín de Brunete.

  • 1