Local

«Me habría costado mucho votar la directiva de inmigración de la UE»

Hace un par de meses que entró en el Gobierno andaluz como consejera de Gobernación. Heredó una de las promesas más manidas, el Pacto Local, aunque llega dispuesta a resolver el atasco municipal. En su cartera hay otra gran materia: la inmigración. Ahí lo tiene claro: el acuerdo europeo se salta algunos límites. Foto: Javier Cuesta.

el 15 sep 2009 / 06:43 h.

TAGS:

Hace un par de meses que entró en el Gobierno andaluz como consejera de Gobernación. Heredó una de las promesas más manidas, el Pacto Local, aunque llega dispuesta a resolver el atasco municipal. En su cartera hay otra gran materia: la inmigración. Ahí lo tiene claro: el acuerdo europeo se salta algunos límites.

-P: Ha heredado una promesa, la del Pacto Local, con 13 años de antigüedad, ¿qué le hace pensar que en esta legislatura la Junta va a cumplir con los alcaldes?

-R: Ahora tenemos un marco estatutario nuevo y claro, que nos marca la hoja de ruta. Por primera vez nos dice el Estatuto que hagamos una ley de régimen local, para resolver de una vez por todas cuáles son las competencias que deben tener los ayuntamientos con una financiación incondicionada. El Estatuto marca un antes y un después. Tenemos una magnífica oportunidad.

-P: ¿Pactarán con PP e IU?

-R: Lo deseo porque es bueno para Andalucía. Me voy a empeñar. Sobre todo el PP tiene un buen número de alcaldes.

-P: ¿Ha abierto ya el diálogo con el Gobierno central?

-R: Después de reunirnos seis comunidades para urgir a la reforma de la Ley estatal de Régimen Local hablé con la ministra de Administraciones Públicas. Le transmití que consideramos que para el desarrollo de nuestras políticas locales era necesaria la reforma de la ley de bases, que fije un marco. Nos veremos en una cita bilateral en las dos próximas semanas. Necesitamos que se modifique la ley del Estado que es de 1985 y no tiene nada que ver con la realidad actual.

-P: La Junta se da dos años para poner en marcha el Pacto Local.

-R: Hemos hablado de dos años no con voluntad de retraso ni de no afrontar los temas. La premisa fundamental es que la reforma de la ley estatal debe de producirse y simultáneamente la Junta va a trabajar en su ley. En Andalucía hay 770 municipios. Tiene sus complicaciones. Tampoco debe aplazarse porque el tercer año es de elecciones municipales.

-P: Su Gobierno habla de regular la participación de los ayuntamientos en sus tributos, que suponen apenas un 1% de sus ingresos. Los ayuntamientos, de participar en la recaudación total. Es muy diferente.

-R: La ley de participación la coordina Economía. Los ayuntamientos tienen que tener más capacidad normativa y quien ahora mismo tiene esta capacidad de forma más amplia es el Estado, que mantiene los más importantes impuestos que le hacen un buen volumen de ingresos. Es el Estado el que debe ceder a los ayuntamientos. No hay otra posibilidad. La Junta puede contribuir pero no resolver el problema.

-P: Los ayuntamientos piden determinar las inversiones de la Junta y Economía se niega. ¿Qué opina?

-R. En el Plan de Ordenación del Territorio en Andalucía, en el plan de inversiones de infraestructuras, han tenido la posibilidad de opinar. Creo que ya hay una gran participación de los ayuntamientos en las decisiones de las inversiones. Pero una administración no puede pretender solapar a otra. Las decisión final sobre las inversiones son del Gobierno. Hay que tener una actitud de colaboración pero no confundir papeles.

-P: ¿En el Gobierno andaluz hay un club más autonomista y otro más municipalista?

-R: No. Sí es verdad que éste es un gran debate y todo requiere aunar puntos de vista.

-P: El PSOE ha abierto el diálogo interno para evitar el ruido entre la Junta y los ayuntamientos. ¿Hay tantas diferencias con los alcaldes?

-R: Es muy importante este debate interno. A mi no me parece mal que los alcaldes opinen aunque tengan posiciones discrepantes pero sí creo que eso hay que canalizarlo internamente.

-P: En Andalucía, ¿dándole cancha a los alcaldes se da cancha al PP, que gobierna la mayoría de las capitales?

-R. Si alguien dice eso se equivoca. Un alcalde es un alcalde y tiene la legitimidad que le dan los votos.

-P: Con casos como el de Estepona, siempre hay quien recuerda que los ayuntamientos tienen que vivir del urbanismo.

-R: No hay ninguna justificación. No sé lo que sucedido en Estepona, está actuando la justicia y hay que ser prudentes. Pero no encuentro ninguna justificación para saltarse la legalidad. Estoy orgullosa de que mi partido haya expulsado a estas personas.

-P. Inmigración es otra de sus grandes competencias. ¿Qué le parece la directiva de la UE que tiene puntos tan polémicos como la detención de los sin papeles hasta 18 meses?

-R. Hay una parte que valoro positivamente de esta directiva y es que por fin hay un marco común de los 17 países de la UE. Eso es un buen comienzo. Si hubiera sido antes hubiese sido mejor, al menos hace cinco años. Pero yo sí que tengo que decir una cosa: a mi no me gusta la directiva comunitaria. No me gusta. Por lo que he oído del Gobierno en ningún caso vamos a llegar a los límites de la UE, hay que corregir algunas cosas.

-P: Si hubiera estado sentada en el Parlamento europeo ¿habría votado a favor?

-R. Me hubiese costado mucho trabajo votar esa directiva. Quiero comprender que mis compañeros socialistas que están allí sentados y que han vivido el proceso de dos años de debate tenían otras claves. Soy muy respetuosa, pero a mi me hubiese costado.

-P: ¿Hay un giro a la derecha, un endurecimiento en el discurso del PSOE sobre inmigración?

-R. No hay giro a la derecha. Hay una clarificación. Quizás hayamos hablado poco públicamente de las políticas migratorias. Hay que ligar la inmigración en nuestro país al principio de legalidad y a los contratos. Hay que resolver el problema de los inmigrantes ilegales. En el PSOE no estamos girando a la derecha sino afrontando una realidad que hay en la España y la Andalucía del 2008 que no era la de hace diez años. Y además en una situación de crisis económica en la que no queremos que nadie sufra. Ni los españoles en situación de desempleo ni los inmigrantes que estaban en nuestro país legalmente y que se puedan quedan en paro.

Perfil . Nombre: Clara Aguilera; Nació: Granada; Edad:44 años; Otros datos: Ex concejala del Ayuntamiento de Granada.

De Chaves cien por cien . La consejera de Gobernación forma parte de la ejecutiva regional del PSOE. Si le preguntaran por la posibilidad de que Manuel Chaves dé un paso atrás y abandone la secretaría general en el próximo congreso, tiene claro lo que diría: "Con un secretario general como Manuel Chaves es difícil plantearse un cambio".

Al momento, lo suaviza: "Ante las decisiones personales no cabe nada más. Pero vamos que Chaves está estupendo". El diálogo refleja su personalidad y su gran admiración por el presidente andaluz. Esta granadina, que fue concejala del ayuntamiento e ingresó en el partido en 1983, no puede dejar de pensar lo que dice. "Soy muy clara", juega con su nombre.

  • 1