Local

«Me han clavado un puñal, pero las heridas cicatrizan»

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, también habló ayer. Subrayó que no se siente "demasiado herido" tras su descarte de las listas del PP. "No me siento demasiado herido. La verdad que no. No. ¿Me han clavado un puñal? Bueno, pero las heridas cicatrizan", dijo el alcalde. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 22:59 h.

TAGS:

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, también habló ayer. Subrayó que no se siente "demasiado herido" tras su descarte de las listas del PP. "No me siento demasiado herido. La verdad que no. No. ¿Me han clavado un puñal? Bueno, pero las heridas cicatrizan", dijo el alcalde, rodeado de una grupo de mariachis mexicanos que le rondaron con el bolero de José Alfredo Jiménez Ojalá que te vaya bonito, contratado por un programa de humor. El alcalde incluso preguntó al reportero si le darían trabajo en su programa a partir del 10 de marzo, un día después de las elecciones generales. Gallardón hizo estas declaraciones a la salida de un acto de presentación de una nueva web del Ayuntamiento de Madrid. Sus palabras durante el acto, al que acudieron numerosos periodistas, estuvieron plagadas de dobles sentidos o, al menos, así se interpretó.

El regidor de la capital puso como ejemplo en su discurso unas palabras extraídas de Alicia a través del espejo: "Hay un conejo muy sabio que le dice a Alicia: En este lugar, si quieres avanzar, tienes que correr el doble, porque si no te quedarás en el mismo sitio".

Pero las alusiones metafóricas no quedaron ahí. Gallardón prosiguió con una cita del científico Albert Einstein: "No podemos estar quietos". Y el alcalde puso el broche de oro con una frase de Antoine de Saint Exupéry: "Amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección". Palabras llenas de sentido lanzó ayer también el presidente de Perú, Alan García, que recibió la medalla de oro de la ciudad de Madrid de manos del alcalde. García aconsejó a Gallardón que "no ceje jamás" en sus aspiraciones políticas y puso como ejemplo sus diez años de exilio.

  • 1