martes, 13 noviembre 2018
04:22
, última actualización
Local

"Me sentí engañado por Miguel"

Javier niega que participara en el crimen. Su novia dice que notó un olor "raro" en el cuarto de Carcaño.

el 19 oct 2011 / 20:50 h.

TAGS:

Javier Delgado y María García a su llegada ayer en los juzgados.
Todo lo que usted supone sobre mí no es cierto". Javier Delgado volvió a reiterar su inocencia ayer ante el tribunal tal y como ha venido haciendo desde que fuera detenido por la Policía el 16 de febrero de 2009. Su novia, María García , también ha negado no sólo no haber ayudado a Miguel Carcaño a deshacerse del cuerpo, sino también conocer el paradero del cuerpo de Marta. La única novedad que introdujo ayer en su relato es que notó un "olor raro, como a fregona sucia de bar" cuando pasó junto al dormitorio del autor confeso del crimen. Javier tuvo que escuchar ayer gran parte de las conversaciones que mantuvo por teléfono con su hermano los días que transcurrieron entre la desaparición de Marta y la detención del joven. Aún así, no vario ni un ápice lo que ha venido declarando hasta ahora. Él mantuvo que al poco tiempo de que su hermano llegara con Marta, él afirma que no la vio y que en ese momento creía que Miguel había llegado "con su novia para tener un momento de intimidad", se marchó a casa de su exmujer para estar con su hija. Allí permaneció hasta las 23.30 horas que María le recogió y lo llevó hasta el bar de copas que tenía con dos socios más. A las 3.00 horas se cerró y se marchó a tomar algo a otro local cercano hasta que sobre las 4.00 horas llegó a su casa. Poco después comenzó a recibir llamadas "preguntando por una chica que había desaparecido y que mi hermano podría ser el último que estuvo con ella". A la segunda llamada llamó a su hermano, que antes de ir a trabajar fue a León XIII sobre las 5.30 horas, cuando llegaron los amigos de Marta al piso buscándola. "Es algo que no sé, ni he sabido nunca", contestó cuando fue preguntado por el cuerpo. Javier defendió que si en las conversaciones con su hermano le decía que estuviera "tranquilo" y que "no van a encontrar nada" era porque entonces creía en su inocencia. "¿Por qué iba a dudar de la versión que me estaba dando mi hermano"?, dijo tras asegurar que tras preguntarle a Miguel "en dos ocasiones" si tenía algo que ver con la desaparición de Marta "me contó la misma historia". "Estaba convencido de que mi hermano no había hecho nada y que mi deber era darle apoyo y ánimo", a lo que añadió "no se me pasaba por la cabeza que podía haber hecho eso. Mi afán era darle apoyo y me sentí totalmente engañado por Miguel a partir del 13 de febrero". Su novia ratificó en todos sus extremos la declaración de Javier y también negó que participara en hacer desaparecer a Marta y en la limpieza del piso de León XIII. Con un escueto "no lo sé", María contestó a la pregunta d dónde está la chica. Lo único nuevo que la joven aportó es que cuando llegó al piso pasada la medianoche del 25 de enero para estudiar notó "un olor raro, no de limpio ni de amoniaco como se ha dicho, sino de fregona sucia de bar al pasar por el pasillo delante del cuarto de Miguel". En cambio, negó que el resto de la vivienda oliera a limpio, ni notó nada extraño cuando llegó. María, con un tono muy sosegado, dijo que no escuchó "ningún golpe en la persiana", ni ningún ruido, pese a que los amigos y el padre de Marta dijeron que a esa hora golpearon las ventanas de la vivienda. Tampoco escuchó golpes cuando se fue a dormir, "solo un murmullo, pero pensé que era gente pasando".

  • 1