"Me voy a gastar todo el dinero"

Manuel C.L., un parado de la hostelería, es el agraciado con los 15 millones de la lotería.

el 04 mar 2012 / 21:20 h.

Manuel, el ganador de los 15 millones de euros, en el centro con un jersey celeste, junto a sus amigos.

El número 36.734, fracción 5 de la serie 4, será enmarcado por Manuel C.L., el agraciado con los 15 millones del gordo de la Lotería del Bicentenario, quien afirmó ayer con contundencia: "Me voy a gastar todo el dinero" que he ganado.

El premiado, un parado de la hostelería, adquirió su décimo en la administración de lotería número 3 de Dos Hermanas, ubicada en la céntrica calle de San Sebastián, oficina que repartió un total 28 millones de euros al vender íntegramente el primer premio de este sorteo extraordinario del sábado.

Manuel, un soltero de mediana edad y sin hijos, no cabía ayer de gozo y dedicó la jornada a celebrar su nuevo estatus de millonario con sus amigos. Al mediodía compartió su alegría con sus antiguos compañeros del restaurante nazareno El Emigrante, un establecimiento en el que había trabajado. En este bar, según comentó uno de los camareros, se reunieron entre 30 y 40 personas que se estaban acostumbrado, entre tapa y tapa, a codearse con un nuevo rico.

Después, Manuel se trasladó a un bar de copas, El Deleite, en el barrio de Las Infantes, donde la fiesta se alargó durante la tarde. Un grupo de flamenquito amenizó la velada, lo que animó a más de uno a lanzarse a bailar y a cantar por todos los palos.

Manuel no se cansaba de afirmar que se iba a gastar todo el dinero, sin aclarar en qué y sin mostrar preocupación por tener que tapar agujeros o saldar alguna que otra deuda. Según repitió una y otra vez, dijo que no tenía que rendir cuentas a nadie: "Estoy soltero y no tengo hijos". Además apostilló que las relaciones con su familia no eran demasiado fluidas.

Por ello, ayer la celebración se ciñó a pasar un rato agradable con sus antiguos compañeros de trabajo y con sus amigos más o menos cercanos.

El nuevo millonario, que comenzó la fiesta por la mañana, aseguró que a pesar de disponer ahora de dinero más que suficiente para encadenar varios días seguidos de celebración, su idea era retirarse al caer la noche, "porque a mí me gusta disfrutar del día", puntualizó.

Alguna de las personas que estuvo festejando el premio del Bicentenario con Manuel, relató que el agraciado siempre jugaba a la lotería y que estaba exultante de alegría por la lluvia de millones que le habían tocado. Asimismo, señaló que su amigo le había manifestado que el dinero que ha recibido de la lotería lo va a emplear en disfrutar de la vida.

  • 1