Deportes

Medel: esperando el OK para viajar a Sevilla

El jugador chileno se desvincula de Boca Juniors y tiene previsto llegar en las próximas horas a la capital hispalense. Sevilla y Universidad Católica cierran flecos, según uno de sus agentes, y hoy deben anunciar el acuerdo.

el 23 ene 2011 / 22:46 h.

Gary Medel, durante un partido de Boca.

Gary Medel debe convertirse en las próximas horas, de manera oficial, en nuevo jugador del Sevilla. El internacional chileno se encontraba anoche en Buenos Aires esperando el OK de su club, Universidad Católica de Chile, para emprender viaje a Sevilla, según confirmó a este diario Gustavo Goñi, socio de Fernando Felicevich (agente del jugador) y encargado de cerrar el acuerdo con Boca Juniors, que ya es "total". Medel se ha comprometido con el club de Nervión por lo que resta de temporada y cuatro campañas más.

"Con Boca está todo cerrado. En estos momentos los clubes se encuentran intercambiando documentación sobre los últimos detalles de la operación", explicaba Goñi, al tiempo que confirmaba que el jugador "se encuentra en Buenos Aires esperando que le den autorización para poder viajar a España".

El propio presidente de Boca Juniors, Jorge Ameal, ha reconocido en su país que Medel "será transferido a la espera del reconocimiento médico".

El Sevilla pagará algo menos de tres millones de euros por el 50% del pase del jugador, quien, a su vez, se quedaría con un 10%, siendo el 40% restante para Universidad Católica. Por su parte, Boca Juniors, club en el que se encontraba cedido, recibirá algo más de 500.000 euros en concepto de contraprestación.

DESPEDIDA A LO GRANDE. El pasado sábado por la noche, Medel disputó en el estadio José María Minella, de la ciudad de Mar del Plata, su último partido con el equipo bonaerense. El centrocampista, que se dio a conocer en el conjunto auriazul porque en 2010, en el Clausura, marcó dos goles a River Plate, entró al campo sustituyendo a Cristian Chávez y jugó quince minutos en la victoria (2-0) sobre el conjunto millonario.

Medel, según recogen las crónicas del clásico argentino, "se llevó una ovación de ésas con las que se saluda a alguien que deja huella". "No logró un título pero su esfuerzo, ese sudor que siempre reclama el hincha de Boca, estuvo garantizado cada vez que pisó una cancha. Tanto, que más de una vez vio la roja para excederse en ese rubro", relatan los compañeros del diario Olé.

A falta de que se cierren los últimos flecos de este fichaje, Gregorio Manzano ve así satisfecho su deseo de reforzar el plantel con un centrocampista, tras la grave lesión de Guarente. Su llegada es cuestión de horas.

  • 1