Economía

Medel prevé que la desaceleración se prolongue hasta 2010

El presidente de Unicaja y de la Federación Andaluza de Cajas de Ahorros (FACA), Braulio Medel, afirmó que una economía de mercado "tiene sus lógicas, sus fases de crecimiento y sus fases de receso, y no se pueden pedir curas milagrosas, que en economía difícilmente existen".

el 15 sep 2009 / 06:07 h.

El presidente de Unicaja y de la Federación Andaluza de Cajas de Ahorros (FACA), Braulio Medel, afirmó que una economía de mercado "tiene sus lógicas, sus fases de crecimiento y sus fases de receso, y no se pueden pedir curas milagrosas, que en economía difícilmente existen".

Medel opinó que, en una situación como la actual, cabe esperar de las medidas de política económica "que hagan un ajuste lo menos doloroso y lo más eficaz posible" en el sentido de que la economía "se prepare lo mejor que se pueda para la próxima fase", pero no se puede pedir "con medidas administrativas volver a una situación como la anterior".

Dijo que, "a estas alturas", hay "poca discusión" sobre las causas de la "fase de debilitamiento y ajuste económico" actual, y estas causas son tres, una de ellas "con una raíz más propia de España", mientras que las otras dos "se plantean a escala universal".

La causa propia de nuestro país es "la manifiesta caída de la actividad en el sector inmobiliario", algo que "se preveía, quizá no con la crudeza o fuerza con la que se ha presentado, pero era una situación previsible y prevista". A ello se han sumado otras "dos fuerzas que se potencian unas con otras y generan así un efecto conjunto mayor", y la primera de ellas es la crisis financiera internacional.

Esta crisis no fue prevista "prácticamente por ninguna de las grandes instituciones financieras mundiales, ni el FMI, ni la Reserva Federal de EEUU ni el Banco de Inglaterra".

La tercera causa es "una nueva situación en la oferta, demanda y precio de muchas materias primas, a la cabeza de las cuales está naturalmente el petróleo".

En este sentido, explicó que los años 2008 y 2009 serán "un periodo de ajuste, y sólo a partir de 2010 probablemente entraremos en una nueva fase, que con toda probabilidad no será de crecimientos tan altos como los del último decenio pero tampoco de una situación económica tan átona o de debilitamiento como la que experimentaremos este año y el próximo.

  • 1