Economía

Media España sale al rescate de la otra media

Cataluña sigue los pasos de Comunidad Valenciana y Murcia y acudirá al fondo de liquidez porque "no dispone de otro banco que el Gobierno español"

el 24 jul 2012 / 13:22 h.

La comunidad española con la deuda más abultada destapó ayer sus intenciones tras anunciar que está pensando acudir al fondo de liquidez que ha puesto en marcha el Gobierno para rescatar a regiones con problemas. De esta forma, Cataluña, gobernada por CiU, seguirá a las populares Valencia y Murcia en esta petición aunque, como las anteriores, negó que la intervención pueda denominarse “rescate”. Aparte de la discusión nominativa, lo cierto es que esta caída de distintas CCAA que reconocen su falta de capacidad para hacer frente a los pagos de vencimiento de deuda crean aún más incertidumbre sobre España de cara a los mercados, como se pudo ver ayer tanto en el deuda como en el propio parqué madrileño. Todo ello en un momento en que muchos dan por hecho que el país necesitará de un rescate en breve.
Así, la Generalitat dio ayer por hecho que, en una fecha aún determinar, acudirá al fondo de liquidez que ha habilitado el Estado para las autonomías, como ya han hecho Murcia y la Comunidad Valenciana –que necesitarán 300 y 3.500 millones, respectivamente–, aunque su situación financiera está “muy lejos” de necesitar un rescate.
En la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, aseguró que en ningún caso se puede asimilar la participación a este fondo de liquidez a un rescate. Según Homs, esta línea de crédito, denominada ICO4, es de condiciones muy similares a otros mecanismos que ha ofrecido al Estado a las comunidades hasta la fecha.

El portavoz lamentó que haya  quien esté aprovechando esta línea de crédito para tratar de desgastar a las comunidades y afirmó que este fondo no supondrá para las CCAA adheridas un endurecimiento de sus condiciones.
Homs dejó claro que la decisión de acudir al fondo no se ha tomado formalmente, lo desvinculó absolutamente de las negociaciones sobre el pacto fiscal y recalcó que el Gobierno catalán está estudiando la letra pequeña de las condiciones. “No hemos pedido ningún rescate ni estamos en esta situación”, aseguró Homs. “No se puede presentar el acceso a una línea de tesorería como si fuese el fin del mundo”, indicó, al tiempo que incidió en que es del todo erróneo equiparar este mecanismo de financiación con un rescate.

“Hemos recurrido a los fondos de liquidez que se ponen a nuestro alcance, como hacen todas las administraciones públicas, locales o autonómicas”, aseguró Homs, y evitó dar detalles sobre el importe que solicitaría la Generalitat. De hecho, no confirmó que esté negociando un crédito de 800 millones para poder afrontar el pago de las nóminas de verano: “Forma parte de la gestión de la tesorería tener que afrontar procesos de vencimiento de créditos de forma continua a lo largo del año, sostuvo.
Por su parte, el consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, en declaraciones a la BBC, afirmó que “la situación actual es que Cataluña no tiene ningún otro banco más que el Gobierno de España”. “Todo el mundo conoce la situación del mercado, somos contribuyentes en España y es normal que recurramos a los servicios bancarios del Tesoro español porque tenemos que gestionar nuestra deuda y porque tenemos un objetivo presupuestario”, dijo.

otras se lo piensan. Mientras tanto, otras comunidades estudian si acudir o no al fondo de liquidez. En el caso andaluz, la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, manifestó ayer que la Junta, “en estos momentos”, no tiene intención de recurrir a esta línea de financiación, aunque indicó que sería muy presuntuoso por su parte, tal y como está el mercado financiero, hacer afirmaciones más rotundas.

En cualquier caso, señaló que la Junta tiene operaciones en marcha en el mercado de la deuda, que si culminan razonablemente bien, no le harán acudir a dicho fondo.
Por su parte, el consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón, José Luis Saz, afirmó que estudiará las condiciones del Fondo de Liquidez Autonómico aprobado por el Gobierno de España para conseguir que la comunidad obtenga financiación más “barata” y descartó realizar nuevos ajustes.
Ante este contexto, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, celebró que las comunidades autónomas digan a la verdad a los ciudadanos al reconocer que necesitan asistencia financiera.
“Es positivo decir la verdad a los ciudadanos”, dijo Montoro en el Pleno del Congreso, donde resaltó la importancia de “decir la realidad” de lo que son las cuentas públicas de cada administración. “La realidad a la que se enfrentan los servicios públicos y la propia función pública”, dijo.

En su intervención en la Cámara Baja, justificó el fuerte repunte de la prima de riesgo ante la falta del disfraz que hasta ahora había proporcionado el Banco Central Europeo.
“España estaba sujeta a las compras del BCE”, señaló Montoro, tras explicar que esta situación disfrazaba y disimulaba el indicador, que no era real. Según el ministro del ramo, hay que aprender de esa experiencia, corregir el déficit público y modular la deuda de las administraciones públicas para volver a crecer y crear empleo de forma sostenible.
Durante el Pleno se debatieron los objetivos de estabilidad y el techo de gasto de 2013 planteados por el Gobierno de Mariano Rajoy. La oposición en bloque manifestó en contra de las propuestas, ya que ambas cosas se traducen en medidas que retraen el crecimiento y no ayudan a superar la crisis, argumentaron. 

  • 1