jueves, 15 noviembre 2018
01:40
, última actualización
Local

Médicos y fisioterapeutas alertan del aumento de casos de intrusismo

Los colegios sanitarios preparan un protocolo conjunto para acabar con un fenómeno que se ha multiplicado con la crisis.

el 27 may 2012 / 19:44 h.

TAGS:

Médicos y fisioterapeutas abanderan la cammpaña contra el aumento del intrusismo.
Ya no es el mito del curandero con la fórmula mágica para sanar dolencias. El quebradero de cabeza de médicos y fisioterapéutas no es ese, sino el de personas que, al abrigo de la crisis, están haciéndose pasar por profesionales sanitarios cuando no requieren del título ni la formación para ello. La práctica del intrusismo se ha disparado en el último año y eso ha llevado a que las entidades colegiales sanitarias decidan unir fuerzas. El Colegio de Médicos de Sevilla y el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía han sido los que han dado el primer paso, a través de las primeras reuniones de cara a consensuar un protocolo de acción para combatir este tipo de casos, además de reivindicar unidos a la administración más dedicación contra el intrusismo.

La crisis es la causante en una doble vertiente. Por un lado, está la parte del ciudadano, que confía en ahorrarse "unos euros" al acudir a un centro de estética o a un servicio de quiromasajistas, pese a que no cuenten con todos los requisitos formativos para tratar determinadas dolencias. Pero también hay otra vertiente, que es la de quien busca, ante la escasez de oportunidades laborales, "el rumbo fácil de recibir un curso y con ello realizar tareas que son propias de título universitarios", según argumentan los colectivos sanitarios que negocian una acción común contra el intrusismo.

Este embrión de protocolo no sólo se quiere quedar en médicos y fisioterapeutas, sino ampliar el abanico a los colegios de dentista, podólogos, odontólogos y enfermería, que en mayor o menor medida también sufren esas incursiones. "El intrusismo llega a tal extremo que un día ocurrirá algo grave y lo lamentaremos todos", argumenta Juan Andrade, el asesor técnico del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, uno de los gremios más combativo con el intrusismo

La asesoría jurídica del Colegio de Fisioterapeuta ha visto un aumento progresivo de los casos de intrusismo, que detecta gracias a sus colegiados y las denuncias de particulares "que están especialmente sensibilizados". De las aproximadamente 200 denuncias que se han formalizado en Andalucía, Sevilla aglutina casi el 25%, con unas 45 denuncias de intrusismo profesional. Su visión particular es que hay que atajar esta proliferación de casos a partir de la constitución de una comisión contra el intrusismo, en el que se encuentren representados todos los colectivos sanitarios, y una implicación mayor de la autoridad sanitaria. En ese sentido, argumentan que la administración debe "tener un control mayor", tanto en la apertura de centros que ofrecen estos servicios "de manera fraudulenta" como lugares que "anuncian sin pudor que ofrecen cursos en de fisioterapeuta con parte del temario de la propia universidad".

Los fisioterapeutas son los más damnificados, aunque no son los únicos. En ese malestar han encontrado un compañero de fatigas en los médicos, que han detectado un aumento exponencial de los casos de intrusismo. El asesor jurídico del Colegio de Médicos de Sevilla , Santiago Campo, alerta de que se ha pasado de "recibir una denuncia aislada en dos o tres años a tener hasta siete procedimientos judiciales en los últimos seis meses". En la mayoría de casos que detectan se tratan de centros de estética que "exceden" sus competencias y ofrecen servicios exclusivos de los médicos. Su problema, que le ha llevado a buscar aliados en otros colectivos sanitarios, no es por la actuación de la Junta de Andalucía, "que suele ser rápida" en la resolución de estos conflictos, sino por la ausencia de un registro de los sanitarios en el que cotejar quién es facultativo y quien no.

Médicos y facultativos no tendrán problemas en sellar alianzas con otros colectivos sanitarios. El Colegio de Dentistas de Sevilla estaría por la labor para fortalecer su lucha, ya histórica, contra el intrusismo. Sólo en 2011 detectaron 45 casos, aunque sólo 16 llegaron a los tribunales. Que llegue a los juzgados, sin embargo, no consigue revertir el número de casos, ya que los denunciados, en su mayoría protésicos dentales, "prefieren correr el riesgo a que le caiga una multa que prestar un servicio que le acarrea beneficios", afirma el asesor jurídico de la entidad colegial, Francisco Monedero. Además, según explica, se da la circunstancia de que los denunciantes se suelen echar atrás.

Mientras tanto y a la espera de que se consoliden esos contactos y que se incorporen en la negociación y redacción de ese protocolo de actuación, los dentistas ya han empezado a cimentar sus actuaciones contra el intrusismo, aunque sea a nivel regional. Monedero ha informado de que el Consejo Andaluz de Colegios de Dentistas ha suscrito un convenio de colaboración hace un mes con la Junta de Andalucía para abordar estas prácticas.

  • 1