Local

Médicos y maestros podrán alertar por internet del maltrato infantil

Igualdad crea un sistema telemático para agilizar los trámites en caso de sospecha

el 05 nov 2010 / 20:43 h.

TAGS:

Los profesores pueden detectar posibles malos tratos infantiles.
Médicos, profesores, trabajadores sociales, policías o fiscales suelen detectar, en el ejercicio de sus respectivos trabajos, indicios de que un niño puede estar sufriendo malos tratos o abandono. Existe un protocolo y una hoja de detección y notificación del maltrato infantil en manos de colegios, hospitales, servicios sociales, comisarías y juzgados, pero hasta ahora esa hoja sólo podía ser remitida a los servicios de protección de la Junta por correo o fax. Ahora, está colgada en una web para que estos profesionales, con el correspondiente certificado digital de identificación, puedan rellenarla telemáticamente y en los casos tipificados como graves la alerta llegue inmediatamente al sistema de protección de menores de la Consejería de Igualdad.

El objetivo, según detalló ayer la consejera, Micaela Navarro, es agilizar los tiempos y también mejorar la coordinación entre las administraciones competentes en materia de protección infantil utilizando para ello las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías.

En los casos tipificados como leves o moderados, la hoja tendrá que ser remitida por la vía tradicional a los servicios sociales comunitarios del ayuntamiento correspondiente, pero al rellenarla en internet el sistema de protección de la Junta ya tendrá registrada la denuncia.
La hoja en cuestión clasifica distintos tipos de maltrato _-físico, psicólogico, negligencia o abandono, abuso sexual, explotación laboral e incluso maltrato institucional- e incluye para cada uno indicios diversos, ya que un médico puede detectar síntomas que un profesor no, aunque éste último sí puede apreciar otras señales. Así, por ejemplo, los abusos sexuales pueden detectarse por lesiones físicas en la zona genital pero también por conductas y afirmaciones sexuales inadecuadas para su edad, o el abandono físico puede reflejarse en el absentismo escolar o en que el niño esté sucio o hambriento. La Consejería cuenta también con una guía para interpretar estos indicios editada en papel y que aparece también en la nueva web, con una versión para los profesionales y otra, de acceso libre, para los ciudadanos en general.

En el caso de los profesionales, la alerta al sistema de protección de menores no es incompatible con la denuncia a la policía o el juzgado, una vía que siempre está abierta para cualquier ciudadano que sospeche que un menor es víctima de malos tratos. Pero para éstos, además, la Consejería de Igualdad dispone desde hace años de un teléfono de denuncia que permite el anonimato y en el que se investigan todas las llamadas.

El teléfono de notificación de situaciones de maltrato infantil recibió en el primer semestre del año 1.503 llamadas de las cuales 605 corresponden a malos tratos confirmados tras la inspección social, casos que afectan a 919 menores (516 niños y 403 niñas). El 52% de las víctimas tenían menos de nueve años y en el 14% de los casos (89) se trataba de supuestos graves frente a un 47% de maltrato moderado (289 casos) y un 39% de casos leves (227). En cuanto al tipo de maltrato, el 36% se deben a negligencias o abandono y un 19% a maltrato físico.

El 99,5% de las llamadas son realizadas por adultos frente a un 0,5% que hacen los propios menores. Un 52,23% de las denuncias son realizadas desde instituciones y servicios de emergencia y un 35% son anónimas.

  • 1