martes, 19 febrero 2019
15:46
, última actualización
Local

Medio Ambiente reordenará los pozos ilegales del entorno de Doñana

el 22 jun 2010 / 16:37 h.

TAGS:

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía reordenará los pozos ilegales existentes en el entorno de Doñana y no se descarta el cierre de algunos de ellos, una actuación que será "preferente" para proteger el sistema hídrico del Parque Nacional, en especial el acuífero 27.

Así lo ha confirmado hoy en rueda de prensa el titular de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, durante la presentación del II Plan del Desarrollo Sostenible de Doñana aprobado por el Consejo de Gobierno, que contará con un presupuesto inicial de 145,3 millones y recoge 92 proyectos para la integración de los procesos productivos y naturales en 14 municipios de Cádiz, Huelva y Sevilla.

Alrededor de un millar de pozos ilegales extraen agua del acuífero 27, una balsa subterránea que abastece gran parte del espacio protegido y cuyo destino suelen ser las plantaciones de fresas, ubicadas en territorio forestal.

Según el consejero, uno de los objetivos "preferentes" del II Plan será reestructurar y equilibrar el sistema hídrico, así como proteger el acuífero 27, aunque también ha precisado que se están haciendo aportaciones superficiales de agua.

Los cálculos de Medio Ambiente indican que la reordenación de estos pozos ilegales tendrá a finales de julio o en agosto una respuesta que la Junta quiere consensuar con todos los agentes políticos, sociales y ecologistas del entorno, lo que no descarta el cierre de algunos de estos pozos.

El II Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana se llevará a cabo en un territorio de 291.300 hectáreas (54.252 dentro de los límites del Parque Nacional de Doñana) y con una población de más de 175.000 habitantes.

Recoge proyectos como el tratamiento de las aguas residuales de El Rocío y de todos los núcleos urbanos que vierten a la red de drenaje que descarga en las marismas, incluida la cuenca del Guadiamar.

Asimismo, se construirán nuevas estaciones depuradoras en Bollullos Par del Condado, Almonte y Rociana.

A diferencia del anterior, de 1993, el actual tendrá carácter indefinido y se desarrollará a través de programas operativos trianuales, revisables cada año pero con el mismo objetivo estratégico de integrar los procesos productivos y naturales.

Otro de los objetivos del Plan es hacer posible que se utilicen menos los vehículos, es decir que "vayan más pasajeros" en un mismo vehículo y esto se haga de manera "adecuada" con el fomento del transporte público.

Para ello, se fomentará el uso del ferrocarril hasta los municipios del entorno de Doñana, y de hecho el Plan recoge una propuesta de conectar Almonte y Matalascañas, ha explicado el consejero.

La mejora del transporte público se concretará en la ampliación de los servicios ferroviarios de cercanías hasta Aznalcázar por Sevilla y hasta La Palma del Condado por Huelva.

También se realizarán los acondicionamientos necesarios para dotar de una velocidad comercial competitiva a las líneas de autobuses que conectan Sevilla, La Palma del Condado y Almonte con El Rocío y Matalascañas.

Ambos proyectos permitirán responder a la creciente demanda de visitas a Doñana y a las playas de su entorno.

Las medidas en el capítulo de infraestructuras se completan con la creación de la conexión fluvial mediante transbordador entre Isla Mayor y Lebrija, adecuaciones paisajísticas en los entornos de núcleos urbanos y bordes de carreteras, mejoras en la red viaria comarcal, regeneraciones de escombreras y proyectos de eliminación de vertidos incontrolados al litoral.

De la inversión total prevista, 75,25 millones corresponden a recursos propios de la Junta, mientras que 60,37 millones procederán de fondos europeos y 9,75 millones de la financiación estatal.

El Plan da continuidad a la modernización y reordenación de regadíos para incrementar los niveles de ahorro y reutilización del agua, especialmente en los municipios de la franja fresera onubense, aunque también se reformarán los centros de visitantes de Sanlúcar de Barrameda, Aznalcázar, Almonte y Villamanrique de la Condesa.

Otros proyectos destacados son los relativos a la recuperación de áreas naturales degradadas en las zonas aledañas a los territorios protegidos (como las desecadas que han dejado de cultivarse) y al reforzamiento de la imagen de Doñana, con especial atención a los productos de agricultura y ganadería ecológicas.

 

  • 1