Local

La Washington de los enganches

Más de medio centenar de coches de caballos tomó ayer el Centro para proclamar con su espectáculo la capitalidad mundial de Sevilla.

el 02 may 2014 / 20:01 h.

TAGS:

enganche plaza españa María y su recién marido no daban crédito a lo que veían sus ojos: una caravana de coches de caballos por Reyes Católicos ofreciendo a su paso un espectáculo de color, tradición y arte como mejor antesala de la Feria sevillana y primer acto de la programación Sevilla, capital mundial del Enganche, que ha organizado el Real Club de Enganches de Andalucía y el Ayuntamiento hispalense con el patrocinio de Caja Rural del Sur. Aunque esta joven pareja madrileña, de puente en Sevilla, otorgaba una explicación bien distinta desde su palco privilegiado en la esquina de la calle Zaragoza : «Debe de ser una boda de mucho caché, porque qué cantidad de coches de caballos y qué bien vestidas van las señoras y familias que van en lo alto». La sorpresa de los turistas era mayúsculas. Este desfile de enganches por el Centro fue la mejor foto que pudieron inmortalizar en sus cámaras. En especial, en la Plaza de España, punto de partida de la comitiva, el conjunto monumental de Aníbal González cobraba vida al compás de 54 enganches, que iban de las típicas jardineras andaluzas a los elegantes milords o sociables. «Muchos de ellos son piezas de museos, que tradicionalmente eran utilizados en la Feria desde el siglo XIX. Poseen una alta calidad de construcción y de conservación que merecen ser contemplados al detalle», subrayaba un exultante Ramón Moreno, miembro de la junta directiva del Real Club de Enganches de Andalucía. Joyas del arte ecuestre que albergaban más de una historia personal. Como la de la familia González Lucena. «Somos muchos y nos hemos repartido en dos coches. En casa siempre ha habido mucha tradición por los enganches. Es que es un legado que debemos trasmitir a nuestros niños, porque es tan nuestro, tan bonito», señalaba uno de sus miembros mientras el carro alcanzaba una abarrotada Plaza Nueva. Allí la estatua ecuestre del Rey San Fernando daba la bienvenida, como señaló el delegado de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, en su discurso de recibimiento sobre un escenario montado a los pies de la Casa Consistorial. Con más maña que fuerza, los cocheros fueron repartiendo los enganches alrededor del andén. Algunos tuvieron que lidiar con la dureza del pavimento, con la consiguiente caída de algún que otro equino sin mayor trascendencia. Entre los participantes destacó la presencia de Magdalena Abcassis, presidenta del Club de Enganches de Portugal. Su primera visita a Sevilla estaba resultando «una experiencia fantástica» en referencia a «los carruajes históricos, mantillas, flamencas y caballos de primer nivel» que se estaban viendo. En Sevilla hay censados más de 1.400 enganches que pueden pasear por la Feria –800 en espera–, 98 de alquiler permanentemente para turistas y más de 68 colecciones de carruajes. «No podemos olvidar que desde la edad moderna, Sevilla ha utilizado como ninguna otra ciudad el enganche como medio de transporte. Es un inigualable patrimonio en uso que nos distingue de todos», concluyó el alcalde, Juan Ignacio Zoido, en un acto amadrinado por la conocida Carmen Lomana, que también participó en el desfile.

  • 1