miércoles, 21 noviembre 2018
10:37
, última actualización
Local

Medio centenar de sevillanos se contagian aún de sida cada año

30 años después, la mayoría de los nuevos casos se transmiten mediante sexo entre hombres.

el 08 nov 2011 / 19:44 h.

TAGS:

Sevilla reúne hasta el viernes a 300 especialistas en el VIH.

La falta de precaución frente al sida, que ha acabado con la vida de más de 25 millones de personas desde su aparición hace 30 años, hace que sigan infectándose unas 3.000 personas al año en España, unas 45 en Sevilla. Y aunque hoy es una enfermedad "crónica" que no conlleva la muerte, estamos lejos de poder curarla.

Son algunas conclusiones que adelantaron ayer los responsables del congreso nacional sobre la enfermedad que se celebrará hasta el viernes en Fibes. Poniendo el acento sobre la importancia de recuperar la "cultura de la prevención", los especialistas médicos denunciaron una "cierta relajación" en las necesarias cautelas, sobre todo entre los hombres que tienen sexo con otros hombres, prácticas en las que se producen la mayoría de las nuevas transmisiones (especialmente en jóvenes e inmigrantes).

Los ponentes de GeSida -grupo investigador integrado en la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y organizador del congreso- consideran "prioritario" recuperar la prevención en estos colectivos y advierten sobre la "preocupante" asociación con el virus del papiloma humano que se está dando, afectando al 80% de hombres infectados por VIH que tienen sexo con otros hombres. La epidemia de cáncer anal por papiloma en el colectivo alcanza los 120 casos por cada 100.000, valores nunca vistos en mujeres.

En relación con la ansiada vacuna, el doctor José Alcamí, coordinador de una red de investigación sobre el sida que agrupa a más de 300 científicos españoles, señaló que ésta continúa siendo "el gran desafío". Pese a que se ha logrado que la infección por VIH "ya no sea una condena de muerte sino una enfermedad crónica", gracias a la combinación de fármacos antirretrovirales que se aplica desde 1996, todavía "no podemos curar el sida", recordó. No obstante, el panorama es "optimista" pues aunque las vacunas aún no son efectivas, al menos ya se sabe por qué no lo son y "las características que han de tener para que funcionen". De hecho "el virus del sida se ha convertido en el mejor conocido de todos los virus", señaló.

Por eso la mejor estrategia sigue siendo la prevención de la transmisión de nuevos casos. Con ella, el diagnóstico temprano del VIH es otro de los retos para el control de la enfermedad, según GeSida. Se piensa que en torno al 30% de los afectados no lo sabe, por eso causan el 70% de las nuevas transmisiones. Según las estimaciones de estos profesionales, cada diagnóstico tardío cuesta al sistema sanitario más de 11.000 euros por paciente al año.

Respecto a la evolución del VIH en Sevilla, el doctor Fernando Lozano, presidente del comité organizador del congreso, señaló que hay entre 1.700 y 1.800 casos atendidos por el hospital Virgen del Rocío, unos 900 en el Macarena y entre 600 y 700 en Valme, de forma que unas 3.300 personas están siendo tratadas por VIH en Sevilla. La cifra andaluza asciende a entre 10.000 y 11.000 personas. Son porcentajes "similares" al resto de España, registrándose cifras "ligeramente superiores" en Cataluña o Madrid. Por provincias, aunque muy igualadas, destacan "ligeramente" Cádiz y Málaga, lo que se atribuye a la afluencia de turistas infectados. No obstante, Lozano destaca la "necesidad" de no estigmatizar a estos enfermos pues "no existe el menor riesgo de contagio" durante el trato cotidiano con ellos.

Trazando el perfil medio del afectado, los especialistas describen a "un hombre joven con estudios que practica sexo con otros hombres", frente al surgido entre 1981 y 1996, época de la mayor mortalidad, en la que solía ser un drogodependiente que compartía jeringuillas. Las mujeres representan sólo el 20% o 22% de los nuevos diagnósticos. El nuevo perfil de la mujer con VIH dibuja a "una madre, cercana a los 40, con diagnóstico tardío, contagiada por vía heterosexual" en el 79% de los casos.

  • 1