Local

Medio millón de extranjeros sin voto cuentan en el reparto de escaños

Sean europeos o no, inmigrantes con papeles o sin ellos, los extranjeros no tienen derecho a votar el próximo 9-M. En Andalucía están empadronados más de medio millón de extranjeros sin derecho a sufragio en estos comicios frente a los 143.283 andaluces residentes en el exterior que sí podrán votar.

el 14 sep 2009 / 23:55 h.

TAGS:

Sean europeos o no, inmigrantes con papeles o sin ellos, los extranjeros no tienen derecho a votar el próximo 9-M. En Andalucía están empadronados más de medio millón de extranjeros sin derecho a sufragio en estos comicios frente a los 143.283 andaluces residentes en el exterior que, pese a no trabajar o vivir en la comunidad, sí podrán votar.

En Andalucía están empadronadas 531.827 personas que cuentan a la hora de determinar su peso en el conjunto de la población del Estado -decisivo en los próximos siete años porque de ellos dependerán las inversiones estatales- y que, según el territorio en el que residan, determinan que esa provincia tenga un número determinado de escaños en las cámaras, tanto en la autonómica como en las Cortes.

Esas 531.827 que aparecen registradas en el último dato del padrón publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) -de 1 de enero de 2007- y que representan el 6,5% de la población andaluza no tienen derecho a votar el próximo 9 de marzo porque son extranjeras.

En España, sólo los ciudadanos comunitarios censados tienen opción a ejercer el sufragio en las elecciones municipales. La ley impide que lo hagan en las convocatorias autonómicas y generales los europeos residentes en este país y también los extranjeros procedentes de otros continentes, inmigrantes en muchos casos en situación regular que, pese a centrar en estos días el debate electoral, no tienen opción de elegir.

Pero sí que son decisivos. A 1 de enero de 2007, en la provincia de Almería estaban empadronados 143.283 extranjeros, más de la quinta parte de los de toda Andalucía y casi tres veces más que los registrados en el padrón que se utilizó en las elecciones de 2004. Los extranjeros han sido decisivos en el aumento de población de Almería y ese dato es clave porque la asignación de escaños a cada provincia, que se hace según el último censo. Como consecuencia, el 9-M los almerienses tendrán más voz en el Parlamento autonómico porque elegirán a un diputado más (doce en lugar de once). Lo pierde Córdoba.

La voz de los que no residen. Hay andaluces establecidos en el extranjero, que sí que pueden decidir quien gobierna en Andalucía. Son los integrantes del CERA (residentes permanentes en el extranjero), cuyos sufragios supone el 2,3% del censo electoral y, en determinadas circunscripciones -Granada es la que tiene más votantes no residentes en Andalucía-, puede terminar por condicionar el resultado. Pero ninguno de ellos cuenta en los más de ocho millones de personas que Andalucía tiene de población de derecho.

  • 1