Cultura

Mediohombre, la leyenda

La Torre del Oro acoge una exposición dedicada al marino Blas de Lezo, defensor de Cartagena de Indias e invicto en combate, donde se ganó a pulso su apodo: era cojo, tuerto y manco

el 23 oct 2014 / 12:00 h.

Sevilla, 22/10/2014

Exposicio ?Blas de Lezo Lo del apodo de Mediohombre se lo ganó a pulso en combate, en el que sufrió heridas que a los 25 años lo dejaron con graves secuelas. Cojo, tuerto y manco desde los 25 años, el marino Blas de Lezo, que llegó a ser teniente general de la Armada española, se mantuvo invicto en su extensa vida militar. Pero lo que mantiene viva su memoria es la defensa de Cartagena de Indias en 1741, plaza colombiana considerada estratégicamente como la llave de Indias. No en vano, su victoria sobre la flota inglesa del Almirante Vernon, ocho veces superior a la española,  supuso mantener el dominio español en América. A honrar su figura está dedicada la exposición Blas de Lezo, el valor de Mediohombre que ya puede visitarse en el Museo Naval de la Torre del Oro. Abierta durante un mes, puede recorrerse de 9.30 a 19.00 horas todos los días de la semana excepto festivos locales, invitando a conocer la figura de un militar que murió a consecuencia de la fiebre amarilla poco después de la batalla de Cartagena. Su fallecimiento se produjo sin el reconocimiento merecido y denostado por su rey Felipe V, hasta el punto de que fue enterrado en una fosa común. La Armada honra hoy su memoria con el nombre de una de sus fragatas. La exposición está estructurada en seis bloques: Introducción, Blas de Lezo en el Mediterráneo, En la leyenda, En el Pacífico, La batalla de Cartagena de Indias y Blas de Lezo en la memoria. Además, incorpora dos audiovisuales: Fortificaciones de la ciudad y La batalla de Cartagena de Indias. Una estatua de Blas de Lezo de Ferrer Dalmau y su uniforme reglamentario completan la exposición. La muestra fue inaugurada ayer por el secretario general técnico del Ministerio de Defensa, David Santos, al que acompañaron la subdirectora general de Publicaciones y Patrimonio, Margarita García, y el almirante director del Órgano de Historia y Cultura Naval, José Antonio González. La jornada se completó con una mesa redonda en el Círculo de Labradores, en la que se debatió sobre la figura de un héroe desconocido por el gran público.

  • 1