viernes, 15 febrero 2019
13:00
, última actualización
Local

Medrano dice que prohibió el homenaje a Foxá para evitar altercados

Asegura que desconocía que Foxá fuera "novelista" y que "lo único que conocía" de él "era su ideología ligada al régimen franquista".

el 27 jul 2010 / 13:37 h.

TAGS:

La concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla, Josefa Medrano (IU), aseguró este martes que fue una decisión "exclusivamente suya" la de revocar la autorización previamente concedida a la Asociación Cultural Fernando III para la celebración de un homenaje en octubre de 2009 al escritor Agustín de Foxá en el centro cívico Tejar del Mellizo, hechos por los que el Juzgado de Instrucción número 6 le imputa sendos delitos de prevaricación y contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas.

De este modo, la juez Mercedes Alaya Rodríguez le imputa que, entre finales de septiembre y primeros de octubre de 2009, "dio orden expresa de revocar la autorización concedida el 23 de septiembre" para la realización de un homenaje a Foxá el día 6 de octubre en el centro cívico, todo ello "pese a conocer que se trataba de un homenaje literario como todos los que habían realizado con anterioridad las asociaciones denunciantes, basando dicha revocación en motivos políticos e ideológicos, porque este poeta estuvo relacionado con la Falange".

Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, Medrano ha defendido que "no es cierto" que decidiera por motivos políticos revocar la autorización, ya que "lo único que conocía" de Agustín de Foxá "era su ideología ligada al régimen franquista, pero desconocía que fuera novelista, dramaturgo o poeta", aunque ha admitido que una de las razones que motivó su decisión estuvo relacionada con el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

No obstante, Medrano ha argumentando que "había un cúmulo de otras razones", pues los días previos a la celebración del acto "se estuvieron recibiendo llamadas telefónicas y multitud de correos electrónicos oponiéndose al acto en virtud de la ideología política de Foxá", y que incluso el día 2 de octubre "le llegó la información" de que en la puerta de la Delegación de Participación Ciudadana "había un grupo de personas que decían representar a una coordinadora antifascista y que reclamaban hablar con algún responsable de la Delegación para ponerle de manifiesto que no debía celebrarse" el homenaje debido a la ideología política del escritor.

CARACTER CULTURAL DEL ACTO

Tras ello, y según ha señalado, se interesó por el contenido de la solicitud presentada por la asociación Fernando III, en la cual "no se explicaba el carácter literario del homenaje", añadiendo que lo anterior, sumado a que "la situación que se estaba produciendo podría generar altercados y desórdenes", le llevó a decidir que "lo más prudente era revocar la autorización concedida", lo que no impidió que el acto se llevara a cabo en los jardines del centro cívico.

Preguntada por la posibilidad de haber ordenado la revocación del acto en caso de que hubiera conocido el carácter cultural del mismo, la concejal de IU ha afirmado que "si hubiese llegado a tener la convicción de que se trataba de un homenaje literario, porque así le hubiese constado documentalmente, no hubiese ordenado la revocación", al tiempo que ha dicho que fue con posterioridad a esta revocación cuando conoció que la asociación Fernando III ya había realizado otros homenajes literarios.

Al hilo de ello, la juez Alaya le ha preguntado si "no es más cierto que, a través de la directora del centro cívico, Cristina Paloma Torrego, se le manifestó por superiores a ésta que la asociación solicitante y el objeto del acto cumplía todos los requisitos", a lo que Medrano ha contestado que "no llegó a hablar" con Torrego, y que "con el único que habló" fue con el director general de la Delegación de Participación Ciudadana, Miguel Carbajo, "para la decisión de revocar", tras lo cual habló con el jefe de Servicio, Anastasio Castizo.

NI TORRIJOS NI MONTAÑO

Medrano, que ha querido dejar claro que la decisión de revocar fue suya "exclusivamente" y que, por tanto, en ella no participaron ni el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ni la entonces portavoz del gobierno municipal, Maribel Montaño, también ha puesto de manifiesto que, finalmente, el acto se celebró en los jardines del centro cívico, ya que la denegación "era referida al aula del centro cívico" y "no hubo ningún conflicto o incidente".

Una vez finalizada la declaración judicial, que duró 90 minutos y durante la cual la imputada se negó a responder a las preguntas de los letrados que representan a las dos asociaciones denunciantes, la concejal de IU no quiso hacer declaraciones a los medios de comunicación allí presentes "por respeto" al trabajo de la Administración de Justicia, mostrándose a la espera de que la Justicia, en la que dijo confiar "plenamente", haga "su trabajo"

  • 1