Local

Mejorando la calidad de vida

Cada vez son más los ancianos con dificultades que viven solos en sus casas sin recibir visitas por parte de familiares ni amigos. Por esta razón, la Hispalense está desarrollando un detector de caídas y facilitar, de esta manera, la vida de muchas personas. Foto: J.D.

el 15 sep 2009 / 10:19 h.

TAGS:

Cada vez son más los ancianos con dificultades que viven solos en sus casas sin recibir visitas por parte de familiares ni amigos. Por esta razón, la Hispalense está desarrollando un detector de caídas y facilitar, de esta manera, la vida de muchas personas.

El Grupo de Ingeniería Biomédica de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla está elaborando un nuevo sistema para detectar caídas dirigido a personas dependientes o mayores. Así, este proyecto se integraría en un sistema de teleasistencia.

Esta iniciativa se encuentra en la actualidad en la etapa final del desarrollo de un prototipo preindustrial, caracterizado por ser completamente impermeable y biocompatible. De esta manera, el aparato puede ser utilizado durante todo el día tanto en el interior del hogar como en el exterior, según informó la Universidad de Sevilla a Europa Press.

Este sistema está formado por un parche que contiene una Unidad Inteligente de Acelerometría (IAU), mediante el cual se detectan y determinan los impactos. Este parche se encuentra en el centro de gravedad del individuo y es realmente importancia ya que está capacitado para diferenciar entre un impacto grave por una caída o simplemente un impacto sin ningún tipo de riesgo, como un pequeño salto o un movimiento brusco.

Laura María Roa Romero, profesora de la Universidad de Sevilla y responsable del proyecto, afirmó que "circunstancias como la Ley de Dependencia o el progresivo envejecimiento de la población, establecen el marco idóneo para la aplicación de las nuevas tecnologías de la información al cuidado de la salud".

También, detalló que "en el terreno más técnico el detector de caídas forma parte de una red de área personal inalámbrica integrada por la IAU y un servidor personal que procesa la información del propio sensor". Ambos dispositivos son portados por el individuo, permitiendo una cómoda y libre movilidad en su entorno gracias a una vinculación de comunicaciones inalámbrico a través del servidor estándar de bajo consumo Zigbee.

Estas investigaciones han contado con la financiación del Fondo de Investigaciones Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III y del Centro Andaluz de Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, además de distintas ayudas de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la Hispalense.

  • 1