Local

Mejorar la calidad del agua puede ayudar a salvar los arrecifes de coral

La adición de nutrientes al agua puede aumentar la probabilidad de que  los corales sufran blanqueamiento inducido por el calor

el 19 ago 2012 / 17:51 h.

TAGS:

Una nueva investigación de la Universidad de Southampton y el Centro Nacional de Oceanografía de Southampton ha descubierto que un desequilibrio de nutrientes en las aguas de los arrecifes puede aumentar la susceptibilidad del blanqueo del coral. El hallazgo, publicado en 'Nature Climate Change', también ha demostrado que la adición de nutrientes al agua puede aumentar la probabilidad de que los corales sufran blanqueamiento inducido por el calor.

Los corales se componen de muchos pólipos que, conjuntamente, forman una capa de tejido vivo que cubre los esqueletos calcáreos. Los corales dependen de algas unicelulares llamadas zooxantelas, que viven dentro de los pólipos. El coral y las zooxantelas dependen unos de los otros para sobrevivir, manteniendo una relación simbiótica donde el coral proporciona a las algas nutrientes, y un lugar para vivir; a su vez, las algas ofrecen a los corales algunos productos de la fotosíntesis, dotándolos así de una importante fuente de energía.

Las altas temperaturas del agua pueden bloquear las reacciones fotosintéticas en las células de las algas, causando una acumulación de compuestos tóxicos de oxígeno, que amenazan a los corales y pueden causar una pérdida de zooxantelas. Sin las algas, los corales se vuelven de color blanco; este blanqueo, a menudo, conduce a la muerte del coral. Este blanqueamiento masivo del coral ya ha tenido efectos devastadores en los ecosistemas de arrecifes.

En el coral, el crecimiento de las zooxantelas está restringido por un suministro limitado de nutrientes, que permite que las algas transfieran una cantidad sustancial de sus emisiones de carbono a los corales, lo cual es crucial para la relación simbiótica. El crecimiento de las algas se desequilibra cuando la disponibilidad de un nutriente específico se reduce, en comparación a la demanda celular.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron que una mayor oferta de compuestos de nitrógeno disuelto, en combinación con una disponibilidad limitada de fosfatos, ocasiona una carencia de fosfatos en las algas. Esta condición se asocia con una reducción en la eficiencia fotosintética, y aumenta la susceptibilidad de los corales al blanqueo inducido por la temperatura.

El director del estudio Jörg Wiedenmann, profesor de Oceanografía Biológica en la Universidad de Southampton, afirma que "estos hallazgos sugieren que el impacto más grave sobre la salud de los corales podría no surgir del sobre-enriquecimiento con un grupo de nutrientes, por ejemplo, el nitrógeno, sino del agotamiento de otros compuestos, como los fosfatos, causado por un aumento de la demanda por parte de las poblaciones de zooxantelas en crecimiento".

Wiedenmann añade que "los resultados tienen fuertes implicaciones para la gestión costera, ya que sugieren que una reducción equilibrada de la entrada de nutrientes en las aguas podría ayudar a mitigar los efectos del aumento de la temperatura del mar en los arrecifes de coral. Sin embargo, estas medidas sólo serían eficaces por un corto período de tiempo, por lo que es importante detener el calentamiento de los océanos que, de otro modo, acabará destruyendo la mayoría de los arrecifes de coral, en su forma actual, en un futuro próximo".

Los autores concluyen que el nuevo estudio podría ayudar en el diseño de nuevas reservas marinas.

  • 1