Local

Mejoras en las listas de espera

La Consejería de Salud presentó ayer los datos, actualizados a 30 de junio, de las listas de espera en Andalucía. Salvo casos puntuales como el detectado en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, la demora media en las intervenciones se sitúa muy por debajo de los límites máximos fijados por el decreto de garantías aprobados por la Junta en 2001...

el 15 sep 2009 / 07:41 h.

La Consejería de Salud presentó ayer los datos, actualizados a 30 de junio, de las listas de espera en Andalucía. Salvo casos puntuales como el detectado en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, la demora media en las intervenciones se sitúa muy por debajo de los límites máximos fijados por el decreto de garantías aprobados por la Junta en 2001: 180 días como criterio general y 120 para aquellas operaciones que se consideran más frecuentes, como por ejemplo las cataratas o las hernias inguinales.

Las esperas oscilan entre los 58 días de Jaén y los 63 de Sevilla y Málaga, y en torno a 7.000 pacientes (el 15% del total) han perdido su garantía de ser operados antes de la fecha tope prevista en el decreto, pero porque han rechazado la oferta de ser intervenidos en otro centro público y han preferido seguir con el equipo asistencial asignado para ellos. Del mismo modo, se han mejorado los tiempos en las consultas externas (39 días de media frente a un máximo de 60) y en las pruebas diagnósticas (19 frente al topo de 30).

De la lectura de estas cifras se podría concluir que las listas de espera no constituyen un problema central del entramado sanitario andaluz y que, por el contrario, mantienen la fluidez propia de los sistemas engrasados. Estos son los hechos. Ocurre, sin embargo, que en materia de asistencia sanitaria cuenta mucho la percepción. Y los ciudadanos siguen pensando que las listas de espera no mejoran.

Así lo atestigua el barómetro hecho público ayer por el Ministerio de Sanidad, que aporta el dato de que el 60% de los españoles cree que la situación es igual o peor que hace un año. Los datos, al menos en Andalucía, refutan esta percepción de los usuarios, pero es evidente que se necesita más tiempo para desmontar una idea tan consolidada en la opinión pública por culpa del largo historial de demoras, colas y esperas que ha acumulado durante décadas la sanidad española.

  • 1