lunes, 19 noviembre 2018
04:17
, última actualización
Deportes

Mel afronta otro gran reto personal: ganar un derbi

Como profesional lleva tres, dos de jugador y otro de entrenador. Su balance, dos derrotas y un empate.

el 30 abr 2012 / 21:31 h.

Pepe Mel, este lunes en el restaurante Nueva Victoria.
Pepe Mel encara su segundo derbi como entrenador y el cuarto de su carrera profesional íntegra. Ya se sabe que a la tercera va la vencida, que no hay dos sin tres y que tampoco hay quinto malo, pero el refranero está huérfano de dichos sobre el número cuatro y por tanto no orienta sobre la suerte que correrá el técnico del Betis en su nueva visita a Nervión. Su deseo, obviamente, será terminar cuanto antes con la maldición que le persigue en este tipo de partidos, tan especiales para él como bético confeso que es. "Tengo mejor recuerdo cuando jugué con otros equipos que no eran el Betis", reconoció ayer. Y tiene más razón que un santo: su balance en los tres derbis anteriores es de dos derrotas, ambas como jugador, y un empate, como entrenador en la primera vuelta de esta misma temporada.

Como pelotero, Mel participó en los dos choques de rivalidad de la campaña 90-91, en la que el Betis estuvo descendido prácticamente desde el principio de la competición. En el encuentro del Villamarín, 0-3, y en el Sánchez-Pizjuán, 3-2, por cierto con un tanto del ahora míster nada más empezar, antes de que se cumpliese el primer minuto: "El otro día me dijeron que soy el jugador que ha metido el gol más tempranero de los derbi", rememoró. Ya desde el banquillo, Mel se estrenó en el derbi con el 1-1 de la ida, un resultado "justo" en su opinión.

La maldición que representa el Sevilla para Mel incluso va más allá de su condición de bético. Hablaba el madrileño de que tiene mejores recuerdos como futbolista de otros equipos, y seguramente pensaba en el gol que le hizo con el Castilla en la ida de los octavos de la Copa del Rey de la temporada 85-86, eliminatoria que pasó el filial merengue. Pero aparte de ese hito, en todo lo demás no hay rastro alguno de triunfo suyo frente a la escuadra de Nervión. Como jugador no constan más que los dos partidos ya referidos y como entrenador hay un Murcia 1-Sevilla 1 en la campaña 00-01, en Segunda, y una derrota (2-0) y otro empate (1-1) de su Tenerife en la 01-02.

"Espero un Sevilla muy tensionado que juega un derbi en un año que aún puede arreglar. Lo que nos diferencia es que nosotros tenemos la suerte, entre comillas, de que el resultado en puntos no es tan agobiante, pero el Sevilla sí necesita los puntos para su objetivo", dijo Mel respecto al partido en sí.

  • 1