Deportes

Mel dice que los Supporters no les habrían dejado entrenarse si no hablaba con ellos

El técnico revela que no quería charlar con ellos, pero luego lo aceptó para evitar males mayores.

el 30 oct 2013 / 14:30 h.

El entrenador del Betis, Pepe Mel, explicó anoche en varias emisoras nacionales por qué aceptó hablar con ultras durante el entrenamiento del martes. El técnico, básicamente, alegó que los radicales amenazaban con no dejarles trabajar si no charlaba con ellos. "Un empleado del club me dijo que unos aficionados del Betis querían hablar con los capitanes y yo le dije que no podía ser, pero me cuenta dice que si no hablan van a saltar al campo y no nos van a dejar entrenar. Se lo expliqué a los capitanes y decidimos hablar. Podíamos esperar hasta el final y ver qué pasaba o hacerlo antes. Lo hemos hecho antes y debo decir que ha sido todo cordial. Han estado en un pasillo hablando conmigo, no en el vestuario; es muy diferente", contó Mel. "Los aficionados nos han dicho que no querían que se repitiese lo del Calderón. El trato ha sido correcto", añadió. "Yo no tengo problema para hablar con nadie del Betis, sólo quería entrenar y lo único que les he pedido es que apoyen al equipo durante noventa minutos", prosiguió el míster, que elogió el comportamiento de la mayor parte de la afición presente en el entrenamiento: "La reacción del público es de diez, han aplaudido casi todos". "LO DE AYER NO SUMA, LAS PALABRAS NO GANAN PARTIDOS" Ya hoy miércoles, en la rueda de prensa previa al choque contra el Levante, Mel ha hecho todo lo posible por no contestar ninguna pregunta sobre lo acontecido en la víspera. Algo incómodo, el madrileño se ha pronunciado así: “Hablé el lunes para que me preguntarais todo lo que quisierais preguntar. Lo de ayer fue algo inesperado y tomamos la decisión que creíamos más idónea para los jugadores. Ahora tenemos un rival que tiene los dientes afilados desde que jugó contra el Espanyol, viendo desde la distancia todo lo que pasa. A mí sólo me interesan ya mis jugadores, encontrar las soluciones y ganar el partido. Todo lo demás no suma, resta”. Y hubo más. “Yo más no puedo poner sobre la mesa. No veo a ningún entrenador en el fútbol español haciendo lo que yo el lunes. El equipo ha ido a menos, tenemos que detectar los errores y poner los medios, todo lo demás son palabras y las palabras no ganan los partidos. Lo de ayer es ayer y no es mañana. Los aficionados nos pidieron que diéramos todo en el campo y por supuesto que sí lo haremos. Nos interesa lo que pase mañana. Lo de ayer, aunque quisiéramos, no lo podemos cambiar. Lo que quiero es hablar del Levante porque eso sí nos da de comer, no lo de ayer”, reflexionó.

  • 1