Deportes

"El Alcorcón es el rival más difícil en los dos últimos meses"

El entrenador verdiblanco, Pepe Mel, asegura que "si el resultado no es el que quiero, no voy a poner como excusa que sólo llevo una semana".

el 02 ene 2015 / 12:57 h.

Pepe Mel atiende a la prensa, este viernes al mediodía / Foto: Manuel Gómez Pepe Mel atiende a la prensa, este viernes al mediodía / Foto: Manuel Gómez Pepe Mel inaugura el domingo su segunda etapa como entrenador del Betis. Lo hace en Alcorcón y en las vísperas del enfrentamiento ha asegurado que se trata del partido más complicado del Betis "en los dos últimos meses". También ha asegurado que llevar menos de una semana al frente de la plantilla "no será una excusa" si el resultado no es positivo. "Para mí entrenar al Betis siempre es una presión, pero a mí me buscaron, no vine yo sino que fueron a buscarme. Es una responsabilidad tremenda, tengo un compromiso con el club", ha respondido cuando se le ha preguntado si el encuentro encierra más presión de lo normal para él. "Es un partido complicado, el Alcorcón es el equipo más difícil contra el que ha jugado el Betis en los dos últimos meses porque muerde, tiene un campo estrecho, la gente te aprieta mucho, el entrenador lleva más de 20 años de profesional, tiene futbolistas con mucha experiencia en la categoría… Es un partido difícil, pero si queremos ascender hay que ganar partidos así", ha advertido. Ahora falta ver cómo rendirá el Betis tras cinco o seis días de entrenamiento con su nuevo técnico. "No voy a poner eso como excusa, he trabajado cuatro o cinco días pero no voy a poner como excusa  que sólo llevo una semana. Si el resultado no es el que quiero, apretaremos los puños porque hay que ganar muchos partidos para ascender, y mi objetivo es el ascenso directo. Ellos lo saben y además vienen de competir juntos durante seis meses. Hay que mejorar cosas y mantener las virtudes, porque las han tenido, muchas, sobre todo en las últimas jornadas", ha recordado. Mel, en todo caso, se ha felicitado por el recibimiento y el trabajo de la plantilla, aunque todavía es pronto. "Llevo tres días y nos estamos conociendo todos. Lo que quiero es que hagan bien su trabajo y rindan bien el domingo y den todo lo que tiene", ha explicado, para luego advertir: "No aspiro a que un futbolista sea mi amigo y nos vayamos de copas por la noche. Quiero que el futbolista rinda. Pero nos vamos a llevar muy bien. No soy una persona intratable fuera del trabajo, el que tenga problemas conmigo es que los quiere tener porque yo pongo las cosas fáciles", ha añadido.

  • 1