Deportes

Mel: "El ascenso se irá este año a los 80 puntos"

el 08 nov 2010 / 21:11 h.

Mel se abraza a su homólogo del Salamanca, Óscar Cano.

El entrenador del Real Betis, Pepe Mel, analizó en los micrófonos de Radio Marca la actualidad de la entidad heliopolitana y valoró de forma superlativa el punto logrado en Balaídos ante el RC Celta de Paco Herrera. El ex del Rayo Vallecano bromeó sobre el nuevo formato de ascenso. 

"Podrían haber retrasado un año más la propuesta, ya que esta temporada acabaríamos entre los tres primeros, segurísimo", comentó en tono jocoso antes de referirse a las opciones de éxito de sus discípulos. "A mis jugadores les hablo de ascenso y de ser campeones de Liga a diario", apuntó. Y es que, a su juicio, "hay que mantener la alerta por el nivel de exigencia de la categoría".

"Este año nos vamos a 80 puntos para ascender, seguro, porque hemos hecho 26 y sólo le sacamos 4 al que está fuera del premio directo", enjuició. Sobre el rival del domingo, el Celta, Mel fue claro. "He de reconocer que durante los primeros 45 minutos no supimos hacer frente a lo que ellos proponían", explicó.

"En la segunda parte cambió la cosa, tanto que al final comentamos en el vestuario que nos podíamos haber llevado la victoria con un poco de suerte", añadió. Con suerte y si el colegiado, Ceballos Silva, no hubiera cometido dos errores graves.

"El penalti que no pita depende de su apreciación", comentó con un tono conciliador que modificó en el momento en el que se refirió al fuera de juego, inexistente, que señaló en la recta final a Jorge Molina. "No, no es fuera de juego", lamentó.

Con claridad definió Mel el primer tiempo de Vigo. "Hasta el período de descanso sentí mucha rabia en el banquillo", confesó. "Les dije a los futbolistas lo que nos iba a pasar.

Les predije los pases laterales que hace el Celta arriba y en el primer minuto nos lo hicieron", criticó. "También el juego cómodo de Trashorras, pero luego fuimos capaces de cambiar", prosiguió.

El madrileño no ocultó su malestar por la imagen del primer tiempo, hasta el punto de admitir que si el Celta hubiese firmado el 2-0 habrían cedido una derrota. "Siendo prácticos, lo que está claro es que si nos hubiéramos ido al descanso 2-0 hubiéramos perdido", desveló.

"Hemos de prepararnos para que esto no nos pase más", expuso. "Lo que no sé explicar es que tenemos la suerte de que cuando el rival baja la intensidad somos capaces de entrar en los partidos y ganar", espetó con una sonrisa. En otro orden, el preparador verdiblanco valoró la trascendencia del gol-average.

"La historia más reciente del Betis demuestra la importancia de los goles al final de Liga", aventuró. "En la próxima jornada nosotros jugamos con el Xerez y Celta y Valladolid se miden entre ellos, así que en 90 minutos la Liga puede quedar aún más abierta o casi cerrada", indicó con rotundidad.

Mensaje institucional

Después de mostrar su asombro por la actitud del Celta en la previa, Mel buceó en el tema institucional. "Los contratos se cobran el día 1", desveló en referencia a los presuntos impagos de la entidad.

"Si algún día no nos pagan, pues ya veré qué pasa, porque lógicamente todo trabajador quiere cobrar, pero por ahora no es así y hay que centrarse en el tema deportivo", explicó. Además, el técnico valoró la actitud de Belenguer y Arzu, a los que elogió y responsabilizó de "blindar al vestuario" de los problemas. "Ya hay que pensar en la Copa y pasar para ayudar al club", finalizó.  

  • 1