Deportes

Mel: "El Betis es muy grande, no es sólo un club y ya está"

"Nos sentimos de Primera ya hace tiempo, este equipo demostró en el campo que es el mejor y queríamos certificarlo pronto. El futbolista, quieras o no, se marcha porque lleva mucho tiempo compitiendo y no queríamos enturbiar un final de temporada magnífico", dijo.

el 15 may 2011 / 23:11 h.

Mel abraza a Momo y Juanma en el tren de vuelta.

Las críticas al árbitro del partido contra el Nástic y los lamentos por la derrota quedaron atrás cuando el AVE se acercaba a Madrid. 

El Granada había perdido, el Betis era de Primera y Pepe Mel por fin conseguía lo que se había propuesto, aunque la confirmación de ayer sólo fue matemática. "Nos sentimos de Primera ya hace tiempo, este equipo demostró en el campo que es el mejor y queríamos certificarlo pronto. El futbolista, quieras o no, se marcha porque lleva mucho tiempo compitiendo y no queríamos enturbiar un final de temporada magnífico", recordó Mel aún en el tren, junto a sus jugadores. "Ellos se lo merecen, han sabido olvidarse de todo, han trabajado por el club y han ayudado en la parcela que pueden", dijo.

Con la meta ya alcanzada, Mel confesó que sentía "paz y tranquilidad". "Hemos llevado al Betis a buen puerto y todo el mundo está muy contento. La mejor recompensa es la alegría en la cara de la gente. No nos hemos dejado nada en el camino y nos ha salido bien", fue desgranando Mel a trompicones, emocionado, acordándose "de todo el mundo".

"De mi mujer, que ha sufrido momentos duros. De la afición, que siempre ha estado conmigo. De los futbolistas, que lo han dejado todo. De mi cuerpo técnico, que ha estado conmigo siempre... Un ascenso es cosa de mucha gente, un club como el Betis necesita de mucha gente para funcionar bien", añadía el míster, que recordaba que "el Betis es muy grande, no es un club al uso, por eso estas cosas salen de esta forma tan estrafalaria, subiendo en un tren", sentenciaba.

Horas antes, en el Nou Estadi, Mel sólo tenía palabras para Sureda Cuenca. "Con este árbitro nos han metido seis goles y hemos logrado cero puntos. Será que somos muy violentos. Un árbitro puede ir minándote la voluntad poco a poco. Y menos mal que no ha jugado Iriney; si no, dura cinco minutos. Se veía que no acabábamos con once desde el minuto 10", decía. Horas después, nadie se acordaba del árbitro.   

  • 1