Deportes

Mel está dispuesto a rebajar el sueldo que pactó con Oliver si asciende

El entrenador deja entrever que está dispuesto a rebajar el sueldo que pactó con Luis Oliver pero también lamenta que se hable de un tema así en este momento.

el 30 mar 2011 / 19:17 h.

Pepe Mel, en un entrenamiento.
La semana del partido más importante del año, porque el Celta es tercero y el tercero es el primero que se queda fuera del ascenso directo, ha comenzado en el Betis salpicada por un asunto que nada tiene que ver con la preparación de ese encuentro y sí con el futuro: la continuidad de Pepe Mel y los topes salariales que impondrá el consejo de administración para contener el gasto la próxima campaña. Los recortes alcanzarán al entrenador y la negociación podría ser complicada si el Betis ascendiese y por tanto se ejecutase la cláusula que renueva el vínculo del madrileño con el club. El contrato de Mel en Segunda le reporta unos emolumentos muy bajos, irrisorios para lo que es el fútbol actual, pero en caso de subir se multiplican por diez y sobrepasan el listón en que piensa el consejo, por debajo del millón de euros.

Hasta aquí, la teoría. En la práctica, el problema no será tal. La predisposición de Mel a colaborar con la entidad es total y la prueba no son sólo sus palabras en público, sino lo que aseguró al vicepresidente, José Antonio Bosch, en una reunión privada para ir tratando el asunto. El directivo le habló de la posible reducción de sueldo y el técnico se ofreció para ajustarse a lo que el club crea oportuno y llegar a un acuerdo.

"Jamás seré motivo de discordia en el Betis ni haré absolutamente nada que perjudique al Betis", corroboró ayer Mel en la Cope. "Estoy a disposición del Betis para lo que estime conveniente. Si veo que las cosas que me plantean son la realidad del momento, seré el primero en poner mi contrato a disposición del Betis", añadió. Poner el cargo a disposición de un club significa generalmente abrir la puerta para marcharse, pero no parece ese el sentido en este caso.

Apareció Mel en público porque considera que lo mejor es zanjar estos debates que no conducen a nada ahora que su equipo afronta los últimos kilómetros del camino hacia el ascenso. De hecho, "el primer beneficiado de que hablemos de estos temas es el Celta", lamentó. "Nosotros no estamos ascendidos, no estamos en Primera y este que habla no está renovado. De momento, todo es papel mojado. Me parece peligroso tratar ahora temas que deben tratarse dentro de dos meses con un partido tan importante dentro de cuatro días. Me parece peligroso hablar de topes salariales en la situación que estamos", explicó.

El contrato de Mel, si hay ascenso, no será el único revisado. Dentro del cuerpo técnico también apalabró su continuidad el preparador físico, Jesús Paredes. Y hay que recordar que los administradores concursales tienen la potestad de revocar cualquier contrato firmado en los dos años anteriores a la entrada en concurso si lo consideran lesivo para los intereses de la sociedad.

  • 1