Deportes

Mel, garantía de puntos en las segundas vueltas

Desde su debut como técnico, Pepe Mel suele sumar más puntos en la segunda que en la primera vuelta del campeonato. Sólo en una ocasión firmó menos.

el 30 dic 2010 / 21:27 h.

Pepe Mel, durante un partido.

El entrenador del Real Betis, Pepe Mel, ha firmado hasta la fecha los mejores números de su carrera, el aval con el que negoció con Luis Oliver su renovación. El ex técnico del Rayo Vallecano ha conseguido sumar 39 puntos en las 17 primeras jornadas de Liga, registros de récord en una primera vuelta que habitualmente solía ser más discreta que la segunda en la singladura del madrileño desde que en la campaña 1999-2000 asumió los designios del Coslada en Tercera División. Sólo en una ocasión ha rubricado Mel una peor segunda mitad de Liga que la primera. Fue en la temporada 2000-2001, en las filas del Real Murcia en Segunda, cuando el preparador verdiblanco se embolsó 28 puntos en el primer tramo y 24 en el segundo, totalizando 52 al término de la Liga.


Hasta ahora, el récord histórico de puntuación data de la 2003-04, cuando a las órdenes del Alavés, en Segunda, engrosó el casillero del cuadro vitoriano con 40 puntos, uno más de los que ha alzado en el presente ejercicio a tres jornadas del cierre de la primera vuelta. En la nómina del Tenerife, en la que ha supuesto su única experiencia en Primera, consiguió 21 puntos al término de la primera mitad del torneo, mientras que su estancia en el banquillo insular fue efímero en la segunda, ya que en la jornada 24 fue despedido después de sumar sólo 3 puntos de 12 posibles.

En Segunda, y a excepción de la experiencia en Murcia, sus segundas vueltas siempre han sido más rentables que las primeras. En la 2002-03 aterriza en Getafe en la jornada 20. Ejerce el poder con el cuadro azulón en plazas de descenso, posiciones que abandona tras sellar un segundo round mayúsculo. En aquel capítulo sumó 32 puntos en 21 jornadas, números que le asignaron el cartel de equipo revelación en el inicio de 2003. Y fue en la 03-04 cuando asumió el rol de mago. El Alavés, que había diseñado un plantel de cantera después de su dramático regreso a Segunda, fue cuarto al término de la Liga regular.


ÉXITO. En la segunda vuelta, Mel sumó 40 puntos, los números más brillantes hasta hoy de su etapa en los banquillos y que le convirtieron en el cuarto mejor conjunto de Segunda División después de Getafe (43), Numancia (41) y Levante (41). En el Poli Ejido apenas variaron sus puntuaciones en comparación con el primer y segundo tramo, mientras que en el Rayo sí hubo diferencias sustanciales. Curiosamente, en sus dos primeras campañas en el banquillo del Teresa Rivero calcó sus registros. En su primer capítulo, en la 2007-08 en Segunda B, Mel expiró la primera vuelta séptimo y con sólo 31 puntos, guarismos que crecieron hasta los 70 al término de una Liga regular en la que se proclamó campeón antes de sellar el ansiado ascenso a Segunda.

Ya en la categoría de plata repitió el balance de 31 puntos en la primera y 39 en la segunda, aunque aquel año sólo propiciaron alcanzar la quinta plaza. En la anterior campaña, Mel sumó 29 puntos en el tramo inaugural, mientras que en la cita número 24 de la competición fue despedido después de embolsarse sólo 2 puntos de 15 posibles, cifras que coincidieron con una plaga de lesiones en la primera plantilla del cuadro de Vallecas.

  • 1