Deportes

Mel garantiza el salto de calidad año tras año

Tras el ascenso y la salvación, ahora ha superado ya el listón de puntos de la pasada temporada.

el 14 abr 2013 / 22:35 h.

Pepe Mel celebra el 3-3 en el derbi / Marcamedia Pepe Mel celebra el 3-3 del derbi / Marcamedia El Betis de Pepe Mel garantizó su supervivencia en Primera hace ya unas semanas, con muchas de antelación, y pelea por retornar a las competiciones europeas, que tiene desatendidas desde hace siete años. El balance es para que el entrenador se sienta orgulloso de sus jugadores y el club se sienta orgulloso de su entrenador. Lo mejor que puede decirse del técnico, peinetas aparte, es que lleva tres temporadas en Heliópolis y en todas ha ido consiguiendo los objetivos que le marcó el consejo de administración. En la vigente incluso ha ido más allá: los dirigentes le mandaron que, además de salvarlo, dejase al Betis entre los diez primeros y de momento no sólo lo mantiene ahí, sino que sueña con clasificarlo para la Liga Europa. La relación calidad-precio en el caso de Mel es óptima para el Betis. Su palmarés se puede resumir así: le pidieron el ascenso y hubo ascenso; le pidieron la permanencia y hubo permanencia; le pidieron quedar entre los diez primeros y tiene ocho puntos de ventaja respecto al undécimo (Espanyol, 40). La progresión es evidente y ha continuado en la temporada en marcha. Con el empate del derbi, el Betis tiene ya 48 puntos y supera su registro de toda la campaña 2011-12, en la que terminó con 47. El equipo, reconstruido de manera significativa en verano, sigue creciendo a pesar de los pesares. Primero a pesar de la intervención judicial, después a pesar del concurso de acreedores, más tarde a pesar de aquella racha de diez jornadas sin ganar y por último a pesar de contratiempos puntuales (el 5-1 del derbi, las lesiones de Rubén Castro, los perjuicios arbitrales...) o el bajo rendimiento de hombres fundamentales, sobre todo Beñat. Pese a todo eso, el Betis de Mel mejora cada año que pasa y además lo hace con el sustento fundamental de buena parte de los profesionales que hace dos años pugnaban por sacar a la institución de la categoría de plata. Muchos han debutado en Primera como verdiblancos, lo cual da más realce a esa evolución. El colofón al tercer año de la era Mel sería la clasificación europea. El Betis, que sólo ha perdido uno de sus siete últimos encuentros, tiene otros siete para confirmar ese otro salto de calidad. Después habrá que ver qué ocurre, porque al madrileño sólo le queda un año de contrato en Heliópolis.

  • 1