Deportes

Mel: "No temo que el del Rayo vaya a ser mi último partido en el Betis"

El técnico verdiblanco le da un rotundo "suspenso" a su equipo en la Liga, pero está convencido de que "acabará la temporada en una posición cómoda".

el 30 nov 2013 / 18:51 h.

Mel_BuenaEl entrenador del Real Betis Pepe Mel, comparecía esta tarde ante los medios de comunicación desde la sala de prensa del Estadio Benito Villamarín para analizar el partido del próximo domingo ante el Rayo Vallecano de Madrid, vital en la lucha por eludir los puestos de descenso. Asimismo, Mel abordaba las sensaciones que le deparó el encuentro de ayer de la UEFA Europa League ante el Olympique Lyonnais, haciendo hincapié en la necesidad de obtener resultados positivos para recobrar la confianza perdida en las últimas semanas de competición. ¿Sabe ya las bajas que tendrá para el partido?: “El entrenamiento de hoy es el más importante para ver con los futbolistas que podemos contar. Es un viernes muy atípico porque entrenamos por la tarde y jugamos a las doce el domingo. Ni Amaya ni Molina ni Rubén entrenaron ayer, Juan Carlos y Vadillo sí, Hoy veremos las sensaciones que tenemos. Salva ayer jugó tocado, esperemos que lo haga mañana porque hoy no entrenará”. ¿Se juega la vida el Betis el domingo?: “En el fútbol profesional lo que cuenta es la inmediatez. Estamos en descenso ambos y con problemas. El no ganar te crea la angustia de tener que ganar al domingo siguiente. Están en una situación parecida a nosotros. Es un viejo conocido. Siempre quedamos mejor que ellos a final de temporada, pero en los duelos individuales no es el mejor rival para nosotros. Espero que le pongamos la intensidad que requiere el partido y que hagamos que la suerte nos sonría”. “En las primeras jornadas ya haya finales porque debes ganar puntos lo antes posible. Si no lo haces con asiduidad, como es el caso del Betis, esa apretura te urge. Intentaremos por todos los medios que el partido del domingo cuando acabe ponga al Betis con un poco más de relax”. Y Pepe Mel, ¿está relajado?: “Relajado nunca puede estar un entrenador profesional y menos  a  pocas horas de un partido. Nuestra mente está puesta entera en el partido del Rayo desde que acabó el de Lyon. Somos necesarios todos lo que podamos hacer de recuento”. ¿Le preocupa el recibimiento de la afición?: “Me preocupa cómo pueda recibir a los futbolistas. Son los que tienen que ganar el partido, los protagonistas de esto. Cuando uno tiene un clima de tranquilidad, generalmente se trabaja mejor que de la otra forma. La afición lo que quiere es lo mejor para su club. Lo que haga, bien hecho está. Para nosotros son los mejores”. ¿Cómo está Pepe Mel?: “Tampoco es que haya estado mal. No es exactamente eso. Cada revés lo encajas de la mejor forma que puedes. Cuando los reveses son muy seguidos, el encajar y encajar, al final te tambalea. Lo que está claro es que tengo el convencimiento de que el Betis al final va a hacer una temporada digna conmigo. En la primera competición, la europea, el Betis, ya no baja del notable. Cumplimos las mejores expectativas que teníamos. En la Liga está todo por ver, de momento tenemos un suspenso tremendo. El Betis al final va a estar en situación cómoda”. Enfado de la afición: “Esto es como una relación de pareja. Cuando uno da mucho y el otro corresponde con cuentagotas, es normal que la parte que da tanto, se cabree. Lo tenemos que encajar y reaccionar. Estamos muy en deuda con la afición. Tenemos que devolverles lo que nos dan. Dan tantas cosas que si somos capaces de devolverles el 10%, estoy seguro de que el Betis estará bien. Les daremos entrega, sacrificio. Por ejemplo, contra el Barça perdimos, pero lo intentamos 90 minutos, no nos hicieron reproche alguno y los jugadores tuvieron su cariño. Si el público ve lo mismo ante el Rayo, les van a apoyar”. Diferencia con las otras rachas negativas en el Betis: “No veo ninguna. Siento las mismas cosas y pasando por los mismos trances. El fútbol cuando la situación no es buena, es parecido en todos los lados. Si va a acabar bien, estoy seguro de que sí. Lo único que podemos hacer es trabajar para que sea así. Tenemos tres competiciones y la que todo el mundo nos hemos puesto de acuerdo que es la más importante, es la que peor estamos haciendo, en la que debemos mejorar mucho”. ¿Teme porque el del domingo sea su último partido en el Betis?: “En lo que refiere a mi puesto de trabajo, no. En lo que refiere a mi profesionalidad y forma de ver el fútbol, sí. Desde que el Betis está en descenso, en todo mi día a día tengo el sabor amargo de que no es suficiente todo lo que hago para sacar al Betis de ahí. En eso sí que es un match-ball cada partido para mí. Nadie me ha hecho tener la impresión de que para mi puesto de trabajo sea así”. ¿Se marca una cifra de puntos antes de Navidad?: “Ahora mismo me marco que el domingo cuando esté en mi casa comiendo el Betis tenga 12 puntos. La situación en la que estamos ahora mismo tenemos que mirar eso. No tenemos que mirar otra cosa”. ¿Se ha perdido competitividad en la Liga?: “Cada vez las distancias se hacen mayores. Mi equipo no está haciendo las cosas bien. No me amparo en la mala suerte ni los arbitrajes. Si estamos colistas es porque no lo estamos haciendo bien. Desde el domingo debemos mejorar las prestaciones que no tenemos para ganar. El único camino es no fijarte en las demás cosas”. ¿Por qué ha cambiado tanto el Betis?: “Cada temporada es diferente. Sí puedo decir que soy el mismo entrenador con el que subió al Betis y lo metió en Europa, pero cada año las cosas cambian. El trabajo es lo que lleva a conseguir esos logros. Hemos tenido otras de estas y todos terminamos al final con la sonrisa. Solo salimos de estas rachas tremendamente negativas trabajando”. ¿Seguirá Sara como titular?: “No podemos estar cambiando en una posición que es fundamental, porque es de confianza. Eso no quiere decir que no lo vaya a hacer. Es una decisión importante porque acarrea muchas cosas”.

  • 1