sábado, 17 noviembre 2018
23:09
, última actualización
Deportes

Mel: "Nos dejaremos las rayas sobre el campo"

"Les pediré que se dejen las rayas verdes en el campo". "Que luego se pierde, vale, pero que no sea por actitud, ganas e intensidad", señaló en sala de prensa.

el 10 feb 2012 / 13:09 h.

Mel golpea el balón con energía durante el entreno de ayer.

El entrenador del Real Betis, Pepe Mel, compareció ayer para valorar la previa del partido ante el Athletic, alertar del peligro de Fernando Llorente, el pichichi de los leones gracias a sus 12 dianas, restar trascendencia a la discusión entre Rubén Castro y Chica y considerar como la clave del desplome la primera mitad rubricada en el Benito Villamarín ante el Granada. 

"Aquel primer tiempo nos mató. Aún no nos hemos recuperado del todo", apuntó el madrileño minutos después de asistir a la reunión celebrada entre la primera plantilla y los dirigentes heliopolitanos -Guillén, Bosch y Stosic- en el interior del vestuario.

En relación a la revolución que impondrá ante el conjunto vasco, Mel fue gallego. "Los cambios llegarán en la intensidad del juego", aventuró. "Les pediré que se dejen las rayas verdes en el campo", dijo en alusión a la charla que mantuvieron Guillén, Stosic y Bosch con sus pupilos.

"Que luego se pierde, vale, pero que no sea por actitud, ganas e intensidad", subrayó. "El primer tiempo del Granada nos ha matado, han pasado 15 días y todavía entre nosotros hablamos de esa falta de intensidad", admitió.

Otro de los capítulos jugosos al que se refirió Mel fue al de la discusión a pie de césped entre Rubén Castro y Chica. "He sido futbolista durante 16 años y llevo 13 entrenando y lo que pasó es algo relativamente normal. Raro es el año en el que no ocurre dos o tres veces en un equipo. Yo ni intervine, luego se dieron un abrazo en el vestuario y la relación entre todos es buena", opinó.

Y la intensidad es un tema que ha adquirido especial trascendencia, por lo que Mel se refirió a la opción de entrenar a puerta cerrada para ocultar la tensión. "Mientras yo sea el entrenador del Betis no se va a cerrar la Ciudad Deportiva", expuso. "Al presidente le pitarán en el palco y aguantará como un campeón y el entrenador, igual. Cada uno tiene que ser responsable del trabajo que hace", repitió.

Peligros

Y del rival alertó de la calidad "de Llorente". "Tenemos bastante preocupación para salir de la mala racha", arguyó. "Ellos son un buen equipo y juegan con una alta intensidad, por lo que debemos poner toda la agresividad que podamos. Están ya en Europa al haberse clasificado para la final de Copa, pero estoy seguro de que no vendrán a confiarse para nada aquí", anticipó. "Fernando Llorente es un gran futbolista. Ha jugado muchos partidos con España, pero nosotros no vamos a modificar nada por él. Allí ya jugó y fuimos nosotros mismos", finalizó. 

  • 1