miércoles, 14 noviembre 2018
01:32
, última actualización
Deportes

Mel pide a la directiva que defina con claridad el objetivo del año próximo

El técnico asegura que ni él ni Stosic conocen aún el dinero que podrán invertir para la composición de la plantilla de la próxima temporada.

el 24 abr 2012 / 21:35 h.

 
Pepe Mel está a la espera a que desde el club le concreten –a él y a Vlada Stosic, con el que se reunió ayer– el dinero de que se dispone para la planificación de la próxima temporada, toda vez que el objetivo de la permanencia está prácticamente conseguido y conviene ir trazando las líneas maestras y delimitando los objetivos del Betis para la 2012/13, que en principio, según el propio Mel, iban a ser muy parecidos a los de la actual campaña (permanencia), según explicó en una entrevista concedida a Canal Sur.

Claro que el Betis aún no tiene seguridad matemática de seguir en Primera (las posibilidades superan el 99,99%, eso sí) ni están descartadas de forma absoluta, pese a la derrota de Mestalla, las opciones de meterse en competición europea.

Parece lógico, por tanto, que desde el club aún no hayan concretado el presupuesto exacto del que dispondrá la dirección deportiva para la próxima temporada, aunque en cuestión de días se sabrá si el Betis permanece en Primera o si incluso aún puede aspirar a algo más en este tramo final, aunque para ello necesitaría ganar los cuatro partidos que restan, como hizo en el inicio del Campeonato.

“Salvar el año como lo hemos salvado es para estar contentos, pero hay que empezar a mirar ya el futuro y mirarlo con agresividad en los objetivos, siendo un club que quiere corregir cosas”, indicó ayer Mel, quien de todos modos reconoce las dificultades de la entidad para embarcarse en metas mayores. “No hace falta que le recuerde a la gente los problemas que tiene el Betis actual”, puntualizó.

Ello no quita para que el técnico quiera saber cuanto antes los planes de la entidad. “Ni Stosic ni yo sabemos los euros que tendremos para hacer el equipo del año que viene. Y no es lo mismo comprarte una casa de cinco millones de euros que de quinientos mil. Ese (el dinero) es un dato importante, y a partir de ahí se marcarán los objetivos, cuando más posibilidades tengas de invertir, mayor será la exigencia y más se te podrá exigir. Los que mandan me tienen que decir si hay que vender quince coches, diez o uno”, señaló el técnico bético, que desea que desde la cúpula del club se marquen cuanto antes unas metas acordes al potencial del plantel.

En este punto, Mel recordó cuáles eran las pretensiones de la entidad cuando el año pasado se le renovó el contrato por tres temporadas después de lograr el ascenso. “A mí se me renovó por tres años y me dijeron que el primero, de forma ineludible, pasaba por lograr la permanencia, que el segundo sería muy parecido a éste y que para el tercero había que sacar la cabeza. Fue lo que se me contó. Si ahora se cambia es cuestión del club. Y es importante que el club deje claro en verano hasta dónde se me tiene que exigir, porque no quiero que el bético se sienta engañado. Si el Betis tiene capacidad económica de competir para estar arriba, habrá que decirlo y si no, también. No se puede empezar la temporada engañando a nadie”, indicó.

El entrenador verdiblanco aseguró que no debe haber ningún tipo de problema para que siga al frente del Betis. “No hay que firmar nada nuevo, pues el contrato ya está firmado desde el año pasado y en el momento en que se asegure la permanencia estoy renovado, pero por transparencia o coherencia debemos sentarnos para marcar las directrices y ver qué Betis queremos y qué Betis podemos hacer, pues no es sólo querer, sino que también hay que poder. Y eso es lo que hay que transmitir hacia fuera. Yo creo que el presidente Guillén y José Antonio Bosch son gente muy honrada y honesta, gente que habla claro, y se  lo dirán a los aficionados. Otra cosa es que luego haya a quienes no le guste porque piensen que nos podemos quedar cortos en los objetivos, pero en el fútbol las sorpresas están al orden del día y dos y dos no son siempre cuatro. Lo ciertro es que a nadie le gusta el Betis que ha heredado, pero es el que es y hay que mirar al futuro haciendo las cosas bien”.

Por último, Pepe Mel negó que circule ya por la entidad ningún tipo de lista negra sobre altas y bajas para la próxima temporada, aunque entiende que es el momento de  que la gente haga sus elucubraciones. “Desde el club no hay lista alguna, entre otras cosas porque no ha terminado la temporada y sería de insentsatos, y segundo, la lista que he podido ver por ahí no es acertada...”.

  • 1