lunes, 25 marzo 2019
12:28
, última actualización
Deportes

Mel también vuelve a Primera, una década más tarde

Su única experiencia son 26 partidos con el Tenerife en la 2001-02.

el 26 ago 2011 / 21:13 h.

Pepe Mel no quería saber nada de fichajes de última hora el día antes de reencontrarse con la Primera, aunque al final le pudo la vehemencia y aportó un titular contundente y significativo: "Me gustaría tener siempre un Ferrari, pero a lo mejor con un Ford me va de puta madre", dijo. El madrileño casi debuta hoy en la máxima categoría, diez temporadas después de su única experiencia en ella, con el Tenerife en la 01-02. Veintiséis jornadas duró en el banquillo chicharrero, hasta que una derrota en el campo de, quién lo iba a decir, el Rayo Vallecano, el otro equipo de su vida como entrenador, lo mandó al paro. Lo que son las cosas: en el Granada hay un jugador, Mainz, que participó en aquel encuentro. Pero los años, una década ni más ni menos, han pasado. "Entonces tenía 37 años y entrenaba a jugadores más veteranos que yo. Aquello me valió para aprender y ser el entrenador que soy ahora. Me ha costado llegar aquí, pero es un lujazo estar en el equipo en que estoy y no quiero desperdiciar la ocasión. Es una responsabilidad tremenda ser el entrenador del equipo del que soy socio", recordó.

En cuanto al partido en sí, Mel admitió que Betis y Granada se conocen "bien" tras sus tres confrontaciones de la pasada campaña pero advirtió cierta ventaja "anímica" para el hoy local. "Es su reentrée después de 35 años. El partido sería distinto si fuese dentro de dos meses", alegó Mel, que por cierto recalcó que al Betis le ha venido "fatal" la suspensión de la primera jornada. "Llegábamos muy bien en todo, así que nos sentimos perjudicados por el parón. Hemos tenido que reiniciar el contador, aunque vamos francamente bien", justificó.

  • 1