sábado, 17 noviembre 2018
20:28
, última actualización
Deportes

Mel tiene mucho que arreglar

El Betis es el peor equipo de la Liga en el último mes y está en crisis tanto en ataque (un gol) como en defensa (encaja dos por partido).

el 24 oct 2011 / 19:55 h.

Pepe Mel da instrucciones a Pereira en el partido ante el Rayo.
Se le puede llamar crisis, se puede utilizar el término bache o se puede dejar todo en mala racha, pero el caso es que el Betis ha perdido cuatro partidos consecutivos y ya se puede enfadar Pepe Mel cuanto desee, que las críticas a su equipo y por tanto a él son inevitables. Inevitables y justas, porque el conjunto verdiblanco se ha caído en el último mes de competición. Ahí están los datos para demostrarlo: cero puntos de 12 posibles, un solo gol a favor y ocho en contra. Y ahí está también la clasificación de la Liga para confirmarlo: el Betis es el peor conjunto del campeonato en este tramo, es el único que no ha conseguido ni un solo punto y presenta el goal average más negativo de todos (-7). Si marcha séptimo es gracias a su impecable arranque, con cuatro victorias en otras tantas jornadas, lo cual convierte su trayectoria en un ejemplo perfecto de asimetría: 12 de 12 para empezar y cero de 12 a continuación. La regularidad no va con este Betis, está claro.

La decadencia de su equipo en el último mes, después de vencer al Zaragoza el 22 de septiembre, obliga a Mel a pensar muy seriamente cómo resucitar a un grupo que en la primera mitad de lo que va de campeonato fue el mejor de la Liga, y no por casualidad. Tenía entonces el tercer ataque de la Liga, sólo tras el Barcelona (17) y el Real Madrid (10), y esa riqueza ofensiva le servía para contrarrestar un rendimiento defensivo ya discreto, con 5 goles en contra que eran más propios de una escuadra de la zona baja que del primer clasificado.

Cuatro partidos después, la situación se ha invertido y agravado. La fragilidad defensiva se ha acentuado y la exuberancia ofensiva ha disminuido hasta casi desaparecer, con lo que el resultado de la suma es catastrófico. Ahora mismo, con 13 tantos en contra, la portería del Betis es la cuarta más goleada de la categoría, sólo superada por las del Zaragoza (16), Osasuna (15) y el Villarreal (14) y empatada con el colista de Primera, el Racing, que también ha recibido 13 tantos. Lo grave, sin embargo, es que en los cinco últimos encuentros, incluido el victorioso frente al Zaragoza, ha encajado una media de más de dos goles por jornada (2,2 para ser exactos): tres del Zaragoza, uno del Getafe, otro del Levante, cuatro del Real Madrid y dos del Rayo. En total, once. El Betis no deja su portería a cero desde el segundo partido, ante el Mallorca. La conservó inmaculada en sus dos primeros compromisos pero en los seis restantes ha recibido un promedio de 2,1 goles por choque.

Mel, por tanto, tiene mucho trabajo por delante con su sistema defensivo, pero al mismo tiempo debe recomponer el ofensivo, que tan buenos beneficios le reportó en el tramo inicial y que ahora parece sufrir amnesia total. El Betis apenas ha marcado un gol en las cuatro últimas jornadas, el de Jorge Molina ante el Real Madrid. Teniendo en cuenta que la penúltima diana fue de Santa Cruz en la segunda parte del encuentro contra el Zaragoza (49'), el resultado es que el equipo heliopolitano ha hecho un solo gol en 409 minutos.

  • 1