Deportes

Mel vuelve a sus orígenes en el Betis

El técnico recupera el 4-3-3 tras el fiasco del 4-4-2 ante el Rayo e incluso prueba con tres centrales ante el Coria (1-2 en el último minuto).

el 06 sep 2012 / 20:57 h.

A la izquierda, el óleo en propiedad de un coleccionista de Texas, a la derecha una obra idéntica del Palacio Pitti de Florencia.
-->

El balance del Betis en sus dos primeras actuaciones oficiales se resume en media hora de exhibición ante el Athletic y una hora y media horrible contra el Rayo Vallecano. Hubo pocas cosas en común en ambos partidos por parte verdiblanca y una de ellas fue el dibujo táctico, un 4-4-2 que resultaba novedoso no porque Pepe Mel no lo hubiera utilizado antes, pero sí porque siempre ha sido una opción secundaria en sus planes. El madrileño ya reclamó al club que le fichase especialistas de ambas bandas en verano para no desperdiciar ahí a los delanteros y la consecuencia fue ese cambio de prioridad táctica, pero el experimento flaqueó de manera preocupante en la última comparecencia y el míster aprovechó el amistoso de anoche ante el Coria para recuperar su esquema favorito, el 4-3-3 que, entre otras cosas, condujo al Betis al ascenso a Primera.

Otra cosa es la nota del equipo verdiblanco en el estadio Guadalquivir, donde casi acumuló su segundo traspié consecutivo tras el 3-1 que le propinó el Cacereño. En esta ocasión se libró por poco, gracias a un gol de Salva Sevilla a dos minutos del final (1-2).

El once diseñado por Mel frente a un rival de Tercera estuvo compuesto por Fabricio; Ángel, Paulao, Manu Herrera, Álex Martínez; Cañas, Salva Sevilla, Nono; Sergio, Pozuelo y Jonathan Pereira. Es decir, el 4-3-3 de la pasada temporada con seis canteranos en la formación:Manu Herrera, Álex Martínez, Cañas, Nono, Sergio y Pozuelo. De todos los futbolistas habituales en sus planes y/o entrenamientos, sólo faltaban Beñat y Vadillo. El Coria de Mariano Suárez opuso a Isco; Néstor, Juan José, Manu I, Aurelio, Israel, Curro, Jorge, Juanma, Rubén y Juanito Gómez.

A pesar del cambio de sistema, el Betis no mejoró la mala imagen que ya ofreció el martes frente al Cacereño, de Segunda B. Y eso que comenzó más o menos igual, ya que cobró ventaja en el marcador gracias a una bonita vaselina de Jonathan Pereira tras un buen pase de Pozuelo. Sólo era el minuto 8 y la diferencia de categoría se notaba, pero las buenas actuaciones de Isco y la vulnerabilidad defensiva, explotada esta vez por Juanma, un juvenil del Betis que está cedido en el conjunto ribereño, llevaron el empate al marcador en el 35'.

En la segunda parte salieron Mario, Nelson y Juan Carlos en lugar de Ángel, Manu Herrera y Sergio y el dibujo viró hacia un 4-2-3-1. Más tarde, Dorado sustituyó a Álex Martínez y se ubicó como lateral izquierdo antes de que Nacho entrase por Pereira y el Betis acabase con tres centrales. El caso, y lo malo, es que fue dominado por el Coria durante unos minutos en los que Néstor incluso mandó un remate al palo. Luego se rehízo y Juan Carlos también se topó con la madera antes de que Salva, tras un córner, firmase el triunfo bético.

Otra mala noticia son los problemas de Casto, con fiebre, y Chica, con molestias en una rodilla. Por lo menos ayer reapareció Paulao tras su conmoción.

-->-->

  • 1