Deportes

Mel ya es objeto de debate

La pésima racha del Betis pone en duda su futuro, aunque el club mantiene "toda la confianza" en él.

el 21 feb 2011 / 22:06 h.

Pepe Mel, en un entrenamiento.

El Betis ha perdido cinco partidos consecutivos y su brillante e indiscutible liderato se ha convertido en una tercera plaza que se va alejando de las dos primeras a demasiada velocidad. Todo ha ocurrido en apenas un mes, así que la involución del equipo ha cogido por sorpresa a todos en Heliópolis, desde el entrenador y los futbolistas al nuevo consejo de administración. Nadie atina con las razones reales por las que un conjunto casi invencible, que ganaba partidos como quien se levanta de la cama y que marcaba más de dos goles por encuentro, se ha transformado en un puñado de nervios en forma de jugadores que no dan una a derechas. El cansancio, la mala gestión de las alabanzas recibidas tras el excelente papel copero, las lesiones... Motivos parece haber muchos pero soluciones, ninguna. Y en esta tesitura, como es habitual, comienza a surgir el debate más antiguo del mundo del fútbol: el futuro del entrenador.

La posición de Mel empieza a ser cuestionada. Es inevitable, porque excepto Alex Ferguson no hay en el mundo un entrenador inmune a las suspicacias después de perder cinco encuentros consecutivos, pero vaya por delante que las dudas sobrevuelan más el entorno que el propio Betis. Frente al nerviosismo que comienza a cundir ya en muchos aficionados, el club opone un mensaje de tranquilidad, al mismo tiempo que de lógica preocupación, y confianza en su técnico. El consejo tampoco tiene muy claro qué demonios le sucede al equipo, pero piensa que el mal no se encuentra en el banquillo y que Mel se merece más crédito después de los extraordinarios cinco meses de competición que precedieron a esta macrocrisis. El mercado, además, no ofrece grandes alternativas. Y a todo esto hay que recordar que el club está en concurso de acreedores, con lo que sería difícil asumir la rescisión de un contrato y la formalización de otro para el eventual sustituto de Mel. De todas formas, esto es fútbol, así que está por ver si ese apoyo y ese crédito resistirían una sexta derrota ante el Albacete.

RESPALDO PRIVADO Y PÚBLICO. La postura de los dirigentes no se queda en la privacidad de las conversaciones particulares, también se hizo pública a través de Rafael Gordillo, que ayer fue directo y claro en el chat de los compañeros de Diario de Sevilla: "En fútbol ya se sabe que la única solución es el cese del entrenador, pero nosotros no nos lo hemos planteado. Si supiésemos que con un nuevo entrenador subiríamos a Primera, lo hubiésemos cambiado ya. Ahora mismo sólo estamos pensando en el próximo partido y en Pepe Mel. Es nuestro entrenador y estamos con él", aseveró el presidente verdiblanco, que apuntó que "no hay problemas gordos, sólo el deportivo, que es una racha mala bastante fuerte". "Si el domingo entra la pelota, seguro que puede cambiar esto. El equipo necesita una victoria ya", reconoció.

El director deportivo fue igual de rotundo. "Estamos preocupados pero serenos. La única solución es trabajar, estar centrados y hablar sólo en el campo", dijo Vlada Stosic en la Cope. Estar centrados, según el balcánico, implica no dudar del entrenador. "No hemos pensado en cambiar a Mel ni en buscarle un sustituto; tiene toda nuestra confianza. Y si no gana el domingo, tendremos otra semana para pensar dónde está la solución. No hay que ponerse nerviosos, no es el momento", reiteró.

  • 1