Local

Melilla revive los asaltos a su frontera con una ofensiva de 70 inmigrantes

España vive estos días su particular temporada alta en la llegada de cayucos a sus costas y ahora también los asaltos a la frontera de Marruecos con Melilla. Por primera vez desde las grandes avalanchas del año 2006, un grupo de unos 70 inmigrantes subsaharianos entró a la fuerza en Melilla.

el 15 sep 2009 / 06:48 h.

TAGS:

España vive estos días su particular temporada alta en la llegada de cayucos a sus costas y ahora también los asaltos a la frontera de Marruecos con Melilla. Por primera vez desde las grandes avalanchas del año 2006, un grupo de unos 70 inmigrantes subsaharianos entró a la fuerza en Melilla.

O estos extranjeros no conocen la nueva Directiva de Retorno de la Unión Europea aprobada el miércoles por los Veintisiete y que permite la detención de los indocumentados hasta 18 meses o es que simplemente no les importa. Pero lo cierto es que España ha vuelto a vivir la llegada masiva de inmigrantes en cayucos, especialmente en Canarias y también en las costas andaluzas, así como los asaltos a la frontera con Marruecos.

Entre 60 y 70 subsaharianos intentaron entrar por la fuerza la pasada madrugada a Melilla por el puesto fronterizo Beni-Enzar, el paso principal entre la ciudad autónoma y Marruecos, arrollando tanto a la Policía marroquí como a la Policía Nacional y la Guardia Civil que custodiaban ambos lados de la frontera, aunque las fuerzas de seguridad lograron detener a "la gran mayoría".

Un grupo numeroso de inmigrantes "armados con piedra" se aproximó sobre las 4.30 horas de la madrugada a la carrera hacia el paso fronterizo para intentar entrar en Melilla, momento en el que fueron detectados por los efectivos de vigilancia de la frontera. Fuentes gubernamentales explicaron que "pese a la violencia con la que los inmigrantes han actuado" sólo se registró un herido leve entre los agentes de la Policía, mientras que ningún miembro de la Guardia Civil resultó lesionado.

La "rápida" movilización de los agentes "frustró la tentativa de entrada en territorio español de la gran mayoría de este grupo", según fuentes de la Delegación del Gobierno, que reconocieron, no obstante, que "sólo algunos" de los inmigrantes lograron rebasar el dispositivo establecido y "que mantiene una búsqueda por la ciudad para su localización".

En la operación de búsqueda, en la que se miraron los alrededores del principal puesto fronterizo de Melilla así como debajo de los coches, en el interior de los contenedores y en cualquier lugar susceptible de poder ocultarse", la Guardia Civil y la Policía Nacional contaron con la colaboración de la Policía Local.

Nueva avalancha. Esta avalancha es la primera desde el año 2006. En esa ocasión, los inmigrantes no intentaron entrar en España saltando la valla fronteriza como ocurrió durante el verano y el otoño de 2005. Las avalanchas masivas registradas entre los meses de junio y octubre de dicho año, en las que murieron al menos 14 inmigrantes irregulares, llevaron al Gobierno español a extremar las medidas de seguridad en las zonas limítrofes, extremo que fue respondido por el Gobierno de Marruecos.

Tras el aumento de los controles en la frontera, la emigración subsahariana se desplazó hacia el sur, y Canarias se convirtió a lo largo de 2006 en el punto de llegada de innumerables cayucos. No obstante durante 2006, también se registraron al menos cinco intentos de entrada ilegal de inmigrantes, ninguno masivo, a través del perímetro de Melilla.

  • 1