Local

Melonares esperará a 2013

La Consejería de Medio Ambiente fija esa fecha con la tranquilidad que dan las reservas de agua obtenidas por las intensas lluvias del invierno pasado. 

el 04 oct 2010 / 19:33 h.

TAGS:

La presa del pantano Melonares ha superado con éxito todos los exámenes de almacenamiento de agua.

Melonares abrirá el grifo en 2013 para abastecer a la población del área metropolitana. Tras un eterno baile de fechas y plazos que ha aletargado su puesta en servicio, la Consejería de Medio Ambiente desbloqueó este verano el proyecto con la adjudicación de las conducciones que llevarán el agua del embalse hasta la red de suministro de Emasesa. Eso ha llevado a sus próximos responsables a fijar una nueva fecha. "El horizonte está en que en 2013 Melonares llene los grifos del área metropolitana", señaló el delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Fernández.

El plazo fijado ahora por la administración garantizaría que los cortes de agua generalizados, que en más de una ocasión ha vivido Sevilla y su corona, pasaran a mejor vida. Y más si cabe después de que desde Emasesa haya lanzado el mensaje de que hay agua garantizada para una horquilla de tres a cuatro años, tiempo suficiente para poner en servicio el embalse, ideado con este fin: evitar que los periodos de sequía supongan un perjuicio para los ciudadanos del área metropolitana de Sevilla.

En ese punto, desde la Consejería de Medio Ambiente se muestran realmente confiados. "Cuando empiece a funcionar Melonares se garantizará que no habrá cortes por falta de recursos y estos serán como la nieve en Sevilla, es decir, algo histórico", manifestó Fernández, que igualmente destacó que, sin su funcionamiento, la aglomeración urbana dispone de una capacidad considerable con los embalses existentes, como El Gergal, La Minilla, El Zufre o El Pintado.

Las conducciones de Melonares se podrán realizar, por tanto, con la tranquilidad de saber que no faltarán recursos, en buena parte por el intenso temporal del invierno pasado, que permitió que los embalses prácticamente doblaran su capacidad en apenas medio año. Sin embargo, Fernández defendió que estos más de tres años de reservas no sólo es fruto de las lluvias, sino también de otras dos variables. En primer lugar, el cambio de mentalidad de los usuarios, que han asumido, a su entender, una serie de hábitos ambientales que promueven al ahorro. Así precisó que "al igual que ha asimilado el reciclaje de residuos, con la separación del vidrio del cartón, el ciudadano está convencido de que el grifo no debe estar abierto más tiempo del estrictamente necesario". Esa conciencia aseguró que se ha obtenido en la sequía que sufrió la provincia de Sevilla a finales de los noventa "que concienció a la población y que luego se ha visto refrendado con el anzuelo del cambio climático"

La segunda pata que destacó el delegado provincial de Medio Ambiente es el plan de renovación de las conducciones en la provincia, que han evitado "que se produzcan pérdidas innecesarias" en la red de suministro.

Además de fijar fecha de finalización de las obras de las conducciones, Fernández también hizo balance de cómo se ha comportado la presa de Melonares, en especial tras su prueba de fuego del pasado invierno. Así, señaló que el resultado fue óptimo y permitió "asegurar que el embalse cumple todos los protocolos, que los aliviaderos funcionan perfectamente y que puede aguantar un 96% de capacidad sin problemas". En cualquier caso, confesó que las lluvias sí que obligaron a poner a prueba Melonares antes de lo previsto y de una manera más acelerada y "fuera de los plazos que teníamos previstos".

  • 1