Local

Memoria fotográfica

No sorprende que en el terreno de la fotografía Sevilla se hubiera quedado anclada en el historicismo: era una consecuencia más del peso del ancla que la mantenía sujeta al pasado.

el 15 sep 2009 / 04:45 h.

No sorprende que en el terreno de la fotografía Sevilla se hubiera quedado anclada en el historicismo: era una consecuencia más del peso del ancla que la mantenía sujeta al pasado. No se sabe cuántas veces han pasado por las salas de exposiciones los daguerrotipos de Clifford o de Laurent pero ha sido siempre difícil ver qué ponían en su objetivo gente nueva. Y no me refiero a Heraclio Oliver, Atín Aya, Alejandro Sosa o Pablo Juliá que, por lo menos, obtienen premios de consolación, sino a Ignacio González y, mucho antes, a Mario Fuentes, Miguel Ángel Yáñez Polo o José Manuel Holgado, más que olvidados, casi desconocidos. Hay pues que felicitar a la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Isabel Montaño. Por eso y por haber elegido la Alameda.

SevillaFoto08 es una magnífica ocasión para soltar lastre e hinchar las velas, y la Alameda de Hércules podría ser -acaso y en grande- la Plaza de los Foros de Arles: el espacio-madre de otros muchos espacios, el espacio-encuentro de otros encuentros. O reencuentros, porque lo difícil no es inaugurar un evento más sino conseguir que se repita y que, repitiéndose, se llene de vida. Mientras tanto, bueno sería recordar la revista FotoVisión, la Fototeca de la Historia de la Fotografía y la ingente obra de Mario Fuentes, perfectamente catalogada en el archivo del Museo de Artes y Costumbres Populares. Catalogada y casi sepultada.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1