lunes, 19 noviembre 2018
13:03
, última actualización
Economía

Méndez avisa de problemas en la negociación sobre la reforma porque CEOE "se ha enrocado en sus posiciones"

Acusa a la patronal de "enrocarse" en posiciones que serían inconvenientes para la lucha  contra la crisis económica y del empleo.

el 09 ene 2012 / 08:21 h.

Los agentes localizaron hasta 75 cajas llenas de cartones de tabaco en un domicilio de Bormujos.
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha acusado este  lunes a la CEOE de dificultar la negociación sobre la reforma laboral  "enrocándose" en posiciones que serían inconvenientes para la lucha  contra la crisis económica y del empleo.

Méndez, en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press,  ha explicado que, aunque en la primera parte de la semana pasada los  sindicatos creían haber resuelto diferencias importantes con la  patronal, la negociación ha experimentado "una especie de vaivén"  porque la CEOE ha vuelto a poner sobre la mesa reivindicaciones  "inconvenientes".

El dirigente sindical ha dado a entender que la patronal está  pidiendo "congelación salarial pura y dura", un "abaratamiento  general del despido" y la descausalización del mismo, medidas que  pueden provocar más paro del que España tiene y que los sindicatos no  están dispuestos a aceptar porque agravarían aún más la situación de  recesión económica. 

"Medidas como el abaratamiento del despido, la descausalización  del mismo y la congelación salarial a machamartillo no beneficiarán a  la lucha contra la crisis, sino que la perjudicarían", ha advertido  el líder de UGT. 

"Pero quedan horas, días, y yo espero que podamos encontrar una  fórmula de acuerdo razonable, equilibrada y eficaz", ha añadido  Méndez, que espera que esta semana la CEOE vuelva a la actitud que  tuvo durante la primera parte de la semana pasada.

"SER TAXATIVO EN EL PLAZO NO AYUDA AL ACUERDO".

Méndez ha indicado que sindicatos y patronal deben buscar puntos  de acuerdo que no agraven la situación, con cesiones de ambas partes  y no sólo de un interlocutor, y sí ha reconocido que la voluntad de  hacer una "aportación tangible" en la lucha contra la crisis por  parte de todos los negociadores es "total". "Pero los esfuerzos hay  que compartirlos", ha insistido.

El dirigente sindical no piensa por ahora en el desacuerdo,  prefiere "ser prudente y cauteloso", y ha pedido al Gobierno que, si  tanto valora el pacto social, ayude a la consecución del mismo. Eso  sí, ha dejado claro que "ser taxativo en los plazos" no ayuda a  conseguirlo.

"El Gobierno podría intentar ayudar a que el acuerdo sea posible. Oigo frases de este Gobierno que me hacen pensar que no han hecho el  tránsito de oposición a Gobierno", ha comentado el dirigente  sindical.

Méndez se ha preguntado por si el Ejecutivo estaría dispuesto a  dar más tiempo a las partes en caso de que llegara el viernes y  tuvieran "encauzados" determinados temas, aunque sin haber cerrado un  acuerdo sobre ellos. "¿Qué hará entonces el Gobierno?", ha señalado.

  • 1