martes, 26 marzo 2019
22:37
, última actualización
Local

Menos del 10% de los niños ingiere el calcio que necesita

Menos del 10% de los niños en edad infantil toma el calcio necesario, cifra de la que se desprende que es posible que el 90% restante tenga en edad adulta un déficit de estructura ósea y desarrolle una osteoporosis.

el 15 sep 2009 / 22:14 h.

TAGS:

Menos del 10% de los niños en edad infantil toma el calcio necesario, cifra de la que se desprende que es posible que el 90% restante tenga en edad adulta un déficit de estructura ósea y desarrolle una osteoporosis, según explicó ayer el presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas (FHOEMO), el doctor Manuel Díaz Curiel. Asimismo, el médico advirtió que "la osteoporosis en adultos es una enfermedad pediátrica".

La cuantía de la masa ósea en adultos dependerá de factores ambientales, hormonales, nutricionales y del estilo de vida, pero sobre todo del consumo de calcio y vitamina D y de la actividad física que se haya desarrollado durante la infancia.

Por tanto, según explicó el director médico del centro CETIR, el doctor Luis Miguel del Río Barquero, la masa ósea que se alcanza durante la primera época del niños y la adolescencia es determinante para desarrollar osteoporosis y fracturas en las etapas tardías de la vida. "El 90 por ciento de la masa ósea se consigue durante la infancia; por tanto cuando más masa ósea se consigue mejor soportaremos la perdida de masa ósea que se producirá de adultos", añadió.

Así, se ha observado que un incremento de un 10 por ciento en las reservas (pico de masa ósea) durante la infancia retrasa el comienzo de una osteoporosis, al menos en 13 años; este dato da a entender que la prevención de la osteoporosis debe ser una enfermedad considerada también por los pediatras.

Para conseguir un aporte efectivo calcio es necesario también mantener un consumo alto de vitamina D, fundamental para la absorción del primero. "Si no hay suficiente de esta vitamina no se produce la forma hormonalmente activa (calcitrol) y no se absorbe el calcio que proviene de la dieta; con lo que disminuye la calidad y cantidad de hueso e impide que se forme nueva masa ósea y más fuerte", explicó el presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Oseas y Metabolismo Mineral (SEIOMM), doctor José Manuel Quesada Gómez.

El problema, advirtió este experto, es que "existen pocos alimentos que contengan la vitamina D en su composición natural, y la mayor parte de ésta se obtienen a través de la exposición al sol, lo que puede ser peligroso para la piel. Así, se estima que el 60 los niños españoles tiene insuficiente vitamina D para la absorción del calcio.

Por este motivo, insistió en la necesidad de ingerir productos suplementados con vitamina D, "dada la alta dificultad de encontrarlo en los alimentos de la dieta diaria". Asimismo, y, teniendo en cuenta que "la osteoporosis tiene una importancia social muy importante", indicó que, desde el Gobierno central, las diferentes comunidades autónomas y desde el propio Ministerio de Sanidad y Consumo, se debería de poner en marcha inactivas que recomienden el consumo de suplementos de calcio y vitamina D desde la infancia y en especial desarrollar alimentos enriquecidos.

Por tanto, el presidente de FHOEMO indicó que esta nueva campaña, dirigida sobre todos a los familiares y, concretamente a las madres, recomienda realizar una alimentación equilibrada rica en calcio y vitamina D sin exceso de proteínas, grasas y sal; tomar frutas y verduras diariamente; evitar factores tóxicos como el tabaco y el alcohol; y desarrollar una actividad física diaria y moderada.

Asimismo, es recomendable una ingesta diaria de calcio de entre 800 miligramos y 1.200 a través de productos lácteos, y para ello, los expertos aconsejaron al menos la toma de 4 productos entre leche, yogures y queso, para que "los huesos crezcan sanos y fuertes".

En este sentido, el presidente de la SEIOMM, añadió que "es importante que durante toda la infancia estimulemos a los niños a que tomen leche y derivados como principal aporte de calcio, porque no solamente durante esa etapa crítica de la infancia van a estar fortaleciendo su hueso, sino que van a estar adquiriendo los hábitos necesarios para que cuando se llegue a la adolescencia sigan manteniendo la toma de estos productos".

  • 1