Local

Díaz se vuelca en dar transparencia a la gestión del dinero público

«Quien no tiene nada que ocultar no tiene nada que temer», dice la presidenta en su mensaje.

el 30 dic 2014 / 21:00 h.

TAGS:

Susana_Díaz Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, durante su mensaje de fin de año en La Alcazaba de Almería. / El Correo PDF del mensaje de fin de año de la Presidenta de la Junta de Andalucía La Junta de Andalucía se consagra a no dejar ni la más mínima sombra de sospecha sobre cada euro de dinero público que salga de sus arcas y serán los propios ciudadanos los que puedan fiscalizar su uso y gestión a partir de 2015. Esa fue la principal novedad que la presidenta, Susana Díaz, ofreció ayer a los andaluces en el tradicional discurso de fin de año, pronunciado desde La Alcazaba de Almería. «A partir de este año que ahora comienza, hasta el último euro que salga de las arcas públicas andaluzas va a estar sometido al escrutinio de todos los ciudadanos, desde sus casas, a través de internet. Porque quien no tiene nada que ocultar no tiene nada que temer», aseguró Díaz en una de las partes más rotundas de su mensaje. La presidenta dejó para la última parte de su discurso el asunto de la corrupción. La sospecha de que durante años el control del dinero público por parte de la Junta no ha sido lo severo que debiera urgía a Díaz a ser rotunda, contundente, y a marcar una línea distintiva con etapas anteriores: «La corrupción es un cáncer letal». Así, entendió «la desconfianza y el recelo» que los ciudadanos tienen en sus representantes y gestores, aunque también recalcó la voluntad «implacable» de lucha contra la corrupción de su gobierno y la apuesta por medidas de transparencia que eviten la aparición de nuevos casos que pongan en entredicho a su ejecutivo. Otro de los apartados importantes de su discurso fue el referido a la pandemia del paro que asola a Andalucía en los últimos años. Díaz calificó como «obsesión» la lucha contra el desempleo, ante el que empleará todos los recursos disponibles. La presidenta destacó que la activación de sectores económicos como la minería o el turismo deben ser los motores de la creación de empleo. Díaz cuenta con empresarios, emprendedores y autónomos para que sean capaces de «tirar hacia delante de la economía». Este capítulo acabó con una frase para la esperanza: «Estoy segura de que el año 2015 será mejor que 2014 en empleo. Totalmente segura», recalcó. Pese a este optimismo sobre el futuro inmediato, la presidenta reconoció la difícil situación por la que pasan miles de personas. «Ha sido un año duro para la mayoría de los españoles y andaluces». En este sentido, se desmarcó del mensaje que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado en las últimas semanas al proclamar que la crisis ya era historia. Díaz negó la mayor: «Mientras siga habiendo gente sin trabajo, familias sin recursos, abuelos que mantienen con su escasa pensión a hijos y nietos o menores en riesgo de pobreza, no habrá recuperación económica que valga. Yo no miro para otro lado», aclaró. Frente a esto, destacó el esfuerzo de la Junta por mantener el sistema de prestaciones públicas como la sanidad o la educación. Pero no sólo la pobreza y la desigualdad son problemas que afectan a Andalucía o España. La presidenta de la Junta tuvo un recuerdo a las tragedias que durante 2014 se han producido en aguas del Estrecho, en el intento de miles de personas de encontrar un futuro mejor y más próspero para ellos mismos y para sus hijos. También tuvo su hueco en el discurso la violencia machista. Díaz reafirmó su compromiso para acabar con este problema que se ha llevado la vida de muchas andaluzas en los últimos años. «Comparto mi dolor contra esta lacra que nos atenaza a edades cada vez más tempranas».

  • 1