Local

Mercasevilla plantea cerrar su guardería y cambios en la lonja

Torrijos frena la clausura de la escuela a la que se opone la plantilla

el 31 oct 2010 / 19:25 h.

TAGS:

La dirección económica de Mercasevilla ha puesto encima de la mesa una batería de medidas para reducir las pérdidas de la empresa de mercados y ajustar unas cuentas marcadas por las irregularidades administrativas de la etapa de Fernando Mellet y la investigación judicial abierta por la juez Mercedes Alaya. En esta línea de trabajo, se planteó tanto el cierre de la escuela infantil Bolitas –surgida a raíz de la Fundación Mercasevilla, disuelta tras detectarse un agujero de más de un millón de euros– como una reestructuración del sistema de trabajo de la lonja de pescados y la supresión del servicio médico de la empresa. Todas estas posibilidades son rechazadas por el comité de empresa y la plantilla, y el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, frenó su aplicación en una comisión ejecutiva celebrada en julio.


Las pérdidas de la empresa siguen aumentando y en la citada sesión de julio se esbozaron los nuevos problemas surgidos. Entre ellos, la escuela infantil, que provocó 50.000 euros en pérdidas en 2009 y que ha aparecido en las investigaciones de la juez Mercedes Alaya. La dirección económica planteó su cierre en julio, y Torrijos lo impidió, alegando, según las actas, que podía “aumentar la conflictividad de la empresa”. El comité rechaza la supresión de este servicio para la plantilla.


Además, el comité estudió la supresión del servicio médico de empresa y abrió el debate sobre la reestructuración de la lonja de pescados que proponen los mayoristas, que tienen que pagar unas tasas y que requieren del personal contratado por Mercasevilla para prestar servicio. El cambio, rechazado por el comité de empresa, fue bloqueado por Antonio Rodrigo Torrijos –quien ya ha dejado el cargo de vicepresidente–: “Cualquier negociación empeorará los derechos y condiciones laborales de los empleados de Mercasevilla”.


No son los únicos debates económicos abiertos en el seno de Mercasevilla. Una de las propuestas de la dirección de Mercasevilla impulsadas durante este mandato ha sido la gestión directa de las plazas de abastos de la ciudad. La investigación judicial frenó este proceso, cuando ya se había llevado a cabo entre mercados: Triana, San Jerónimo y San Gonzalo. Según los datos difundidos por la dirección económica de la empresa, las pérdidas en 2009 por estas concesiones ascendieron a 276.247 euros, un dinero que la dirección reclama ahora a la Delegación de Hacienda para que asuma su coste.


Mientras esto ocurre, Mercasevilla sigue tratando de reducir el impacto que tienen sobre sus cuentas los expedientes abiertos por la Consejería de Agricultura y Pesca, principalmente por tenencia de inmaduros. La empresa ha aprobado ya presentar recursos por vía contencioso-administrativo contra 33 de estos expedientes administrativos.

  • 1