jueves, 13 diciembre 2018
14:54
, última actualización
Deportes

Merino y el Betis B no tienen límite

El entrenador linense regresó al banquillo del filial con un justo y autoritario triunfo ante un Villanovense que ni inquietó

el 05 ene 2015 / 11:55 h.

BetisB_Alegría_MG Álex Alegría trata de controlar un balón dividido bajo la presión de dos rivales. Foto: Manu Gómez. Josema Camacho. El Real Betis B venció a un agresivo Villanovense en el partido que suponía el regreso de Juan Merino al banquillo del filial tras su flamante paso por el primer equipo. Los aficionados recibieron al técnico linense con una sonora ovación. Los heliopolitanos desarrollaron ese buen fútbol que se le exige a un filial y vencieron con relativa comodidad a un rival que poco pudo hacer tras el vendaval verdiblanco. Los pupilos de Juan Merino dominaron el encuentro desde el inicio. Carlos García se encargaba de dirigir la nave verdiblanca, pero las ocasiones deseadas no llegaban. Por su parte, los visitantes se limitaban a esperar al filial en su campo e intentar cazar una contra para adelantarse en el marcador. Los verdiblancos tocaban y tocaban y en una de esas combinaciones iba a llegar la obra de arte de Álex Alegría que serviría para abrir el marcador. En el minuto 16, tras una combinación entre Carlos García y Fabián, el delantero verdiblanco iba a conectar con una preciosa chilena un centro rechazado por la defensa extremeña. Con el resultado a favor, el filial seguía desarrollando ese juego de toque en busca del segundo tanto. Con el paso de los minutos, los visitantes intentaban estirarse. Anxo en dos ocasiones intentó la igualada, pero Javi Montoya evitó el tanto en ambas ocasiones. Cuando el descanso llegaba a su fin, el filial estuvo a punto de sentenciar el encuentro. Un centro de Juanma iba a ser desviado por el meta visitante. En el rechace, Isaac primero y Álex Alegría después no consiguieron superar la defensa visitante. Con el solitario gol del delantero verdiblanco se llegaría a la conclusión de los primeros 45 minutos. Tras la reanudación, la dinámica del partido seguía siendo la misma. El filial combinaba en busca de sentenciar el encuentro. El resultado no parecía peligrar, pero las ocasiones no llegaban. Hasta que en el ecuador de la segunda mitad Fabián iba a encarrilar aún más el choque. Tras regatear a varios adversarios, el mediapunta verdiblanco consiguió batir al meta visitante con un disparo que se coló por la misma escuadra. 2-0 y partido casi sentenciado. El segundo tanto dio alas a los de Juan Merino. Las ocasiones eran constantes y la ventaja pudo ser mayor. Primero Carlos García y Álvaro González después pudieron aumentar la distancia, pero Álvaro Ratón evitó el tanto. A diez minutos para el final, el colegiado iba a expulsar con roja directa al visitante Owona, tras propinar un codazo a Álex Alegría. El defensa extremeño se encaró con los aficionados béticos que le recriminaban la violenta e innecesaria acción. Cuando el partido llegaba a su fin llegarían dos nuevos tantos. A dos minutos para el final, Carlos a la salida de un córner botado por Anxo iba a darle emoción al encuentro, tras anotar de cabeza el 2-1. En el 92’, el B iba a sentenciar el partido. Marco Rosa iba anotar el definitivo 3-1 tras culminar una contra muy bien elaborada por Carlos García. A la conclusión del choque, los aficionados despidieron con una merecida y sonora ovación a su equipo tras el partido realizado. El filial verdiblanco termina la primera vuelta en puestos de play off. Con 32 puntos está cerca de conseguir la permanencia, pero se ha ganado a pulso la licencia para soñar con aspiraciones más altas.

  • 1