Economía

Merkamueble pide al juez liquidar sus tiendas de Sevilla, Málaga y El Puerto

La compañía busca un cierre ordenado, que no afectará a ninguno de sus 72 centros franquiciados, tras no conseguir los resultados esperados. Las ventas de muebles han caído más de lo esperado –un 75% desde que arrancó la crisis– y la firma no puede asegurar un plan de viabilidad.

el 03 feb 2014 / 18:39 h.

TAGS:

Hace casi un año, a finales de febrero, la firma sevillana Merkamueble presentaba ante los juzgados de lo Mercantil la solicitud de concurso de acreedores para Merkamueble SA, la sociedad que se encarga de gestionar sus cuatro tiendas propias: las dos de Sevilla, una en Málaga y otra en El Puerto de Santa María (Cádiz). Ayer, la enseña que preside Francisco León anunció que ha solicitado al juez que permita proceder a la liquidación de estos cuatro establecimientos, con lo que las tres provincias se quedarán sin una marca que ha estado presente, en el caso de Sevilla, durante más de 40 años; en concreto, desde 1972. La tienda de Merkafactory de Merkamueble en Bollullos de la Mitación abrió sus puertas en septiembre de 2009. / GREGORIO BARRERA La tienda de Merkafactory de Merkamueble en Bollullos de la Mitación abrió sus puertas en septiembre de 2009. / GREGORIO BARRERA La continua caída de las ventas por la bajada del consumo, así como el particular vía crucis que atraviesa el sector del mueble –desde el comienzo de la crisis acumula un descenso superior al 75 por ciento, según su estimación– inevitablemente ligado al pinchazo de la construcción han provocado que los esfuerzos realizados para poder salvar la situación hayan sido «infructuosos». Hoy vencía el plazo para presentar el estudio económico para estas tiendas «y, al ver que no era viable, se ha preferido presentar la liquidación anticipada con carácter voluntario, con la idea de llegar a un acuerdo con bancos y acreedores», señalaron fuentes de la firma. «Se está negociando con los bancos una posible dación en pago de los activos para saldar la deuda existente», ya que «la tasación de los activos arroja un valor de 22,2 millones de euros superior al pasivo», de forma que confía en que «se pueda llegar a un acuerdo y la deuda con los bancos y acreedores pueda quedar compensada con los activos que se entreguen, y todo el mundo cobre lo que se le debe». La empresa recuerda que ya adoptó «importantes reducciones estructurales y de personal, y contó con el apoyo de la mayoría de los proveedores». Por esta razón, se ha optado por buscar una liquidación ordenada de estas cuatro tiendas, que seguirán abiertas de momento y que atenderán todos los pedidos realizados por los clientes, «pues para ello cuentan con el respaldo de la matriz Merkamueble Europa», aclarando así que no se producirán situaciones como la protagonizada en septiembre pasado por Muebles Rey, que dejó plantados a más de un centenar de clientes a los que solo avisó, a través de una nota en la puerta, de su cierre. Por el contrario, Merkamueble insistió en que «se cumplimentarán todos los pedidos pendientes» y «las tiendas se mantendrán abiertas con normalidad», ya que aún no hay fecha para el cierre a la espera, además, del pronunciamiento del juez. «La decisión ha sido adoptada para atender correctamente a los clientes en una liquidación ordenada», precisó la cadena en un comunicado firmado por su presidente Francisco León, que abundó en que se trata de una decisión «preventiva» ya que, ante la evolución actual del mercado, ni siquiera se puede garantizar en el procedimiento concursal el «efectivo cumplimiento» de un plan de viabilidad razonable para continuar con el negocio. La medida solo afectará a estas cuatro tiendas, mientras que las 72 restantes –correspondientes a las franquicias que la enseña tiene repartidas por el territorio nacional– no se verán afectadas, al estar bajo el paraguas de otra sociedad, Merkamueble Europa SA, no inmersa en el concurso de acreedores. «La cadena sigue funcionando, y como prueba de ello, tres tiendas abrirán en los próximos tres meses en Cataluña», precisaron las fuentes. En febrero de 2012, Merkamueble se acogió al preconcurso para refinanciar su deuda, de 33 millones, objetivo que consiguió en junio, aunque la venta de solares no se había ejecutado un año después. 41972. Merkamueble comienza su andadura comercial ese año como centro regional mayorista de Andalucía, que posteriormente se transforma hacia la venta minorista desde su ubicación en el kilómetro 3 de la carretera de Sevilla a Málaga.   CRONOLOGÍA 1996. Es el año de expansión de la compañía de muebles sevillana. Se trata de la apertura del primer centro franquiciado en Córdoba. Ese mismo año abrían sus puertas otras nueve tiendas repartidas por Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Éxito. La tienda de Merkamueble en Sevilla es el centro que más visitas recibe, el que registra la mayor cifra de ventas y rentabilidad de España por número de empleados y metros cuadrados de superficie, según precisa la compañía en su página web, lo que supuso el mejor atractivo para franquiciar su modelo. Febrero 2012. La empresa que preside Francisco León se acoge al preconcurso de acreedores para ganar tiempo y poder negociar la refinanciación de su deuda, que asciende a 33 millones de euros, con cuatro entidades financieras. Junio 2012. Alcanza un acuerdo por el cual retira del juzgado el preconcurso tras pactar la venta de la mitad de los activos no vinculados al negocio principal, entre ellos, solares y naves industriales. Febrero 2013. Merkamueble presenta la solicitud de concurso de acreedores para Merkamueble SA, la sociedad que gestiona sus cuatro tiendas propias en Sevilla (carretera de Alcalá y Bollullos), Málaga y El Puerto de Santa María (Cádiz). Las previsiones de venta no se cumplen ni tampoco es buen momento para deshacerse de activos inmobiliarios.

  • 1