Local

Merkamueble renegocia con la banca una deuda de 33 millones

La firma sevillana obtiene del Juzgado Mercantil un respiro de tres meses para pactar las condiciones.

el 23 feb 2012 / 08:27 h.

TAGS:

Francisco León, presidente de Merkamueble, en una imagen de 2009, enseñando las instalaciones de Merkafactory.

La compañía sevillana Merkamueble se encuentra inmersa en un proceso de negociación para refinanciar la deuda de 33 millones de euros que mantiene su filial Merkamueble SA con tres entidades financieras. Para ello, la firma que preside Francisco León se ha acogido al artículo 5 bis de la Ley Concursal, por el que la empresa renegocia con sus acreedores las nuevas condiciones de la deuda pendiente.

La firma de mobiliario y decoración del hogar se acogió a esta figura el pasado día 16 ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla para su filial Merkamueble SA, que es la responsable de gestionar las cuatro tiendas propias -dos en Sevilla, una en Málaga y otra en El Puerto de Santa María-, mientras que la otra sociedad, Merkamueble Europa, que es la principal y de la que depende su red de 73 franquiciados, mantiene intactos sus recientemente anunciados planes de expansión con aperturas en Marruecos y México y el lanzamiento de una tienda on line a través de www.merkashop.es , así como la renovación de su página web, entre otros proyectos.

Su presidente, Francisco León, explicó ayer a este periódico que el mayor impacto del paro y, como consecuencia, la caída del consumo en la zona sur han provocado peores resultados en estos cuatro centros, aunque indicó que el acuerdo con las entidades financieras con las que negocia está "encauzado y pendiente de firmar", de manera que confió en solventar el proceso en "una o dos semanas".

León destacó que el pasivo supone apenas un 22% de los activos de la compañía, valorados en torno a los 140 millones de euros, con lo que no hay motivo para la preocupación y aclaró que la actividad de la cadena prosigue con su marcha habitual.

Es el despacho de abogados de Cuatrecasas el que está encargado de gestionar las negociaciones con las entidades financieras, a las que la compañía sevillana solicita una carencia de dos años y que incluye la venta de algunos de sus activos. El grupo cerró 2011 con un volumen de facturación de 230 millones, un 18% menos que el ejercicio precedente, en un contexto en el que el sector del mueble a nivel nacional registró caídas superiores al 20%. El artículo 5 bis de la Ley Concursal recoge una figura que permite a una sociedad blindarse ante sus acreedores para evitar que alguno de ellos solicite el concurso necesario y da la opción de no tener que presentar el concurso una vez sellado el acuerdo. Acogerse a esta fórmula proporciona un respiro de tres meses de tiempo como máximo para negociar con ellos fórmulas de refinanciación o acuerdos que les permitan continuar con su actividad empresarial.

Procedimiento. Una vez expirados esos tres meses, las empresas cuentan con un mes más de plazo para presentar formalmente el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos). Sin embargo, pueden producirse dos finales. Por un lado, si no hay acuerdo con las entidades financieras, el concurso acaba en la mayoría de los casos con la liquidación de la compañía. Pero si se alcanza un acuerdo, entonces se presenta, junto con el concurso, una propuesta de convenio al juez, con lo que el trámite habitual es que la acepte dado que hay conformidad entre las partes.

Sin embargo, Francisco León aclaró que se ha decantado por esta fórmula para propiciar el acuerdo con estas tres entidades financieras, con las que lleva negociando desde hace un mes y que en ningún caso se apurarán los plazos, ya que previó que el acuerdo será inminente.

  • 1