Economía

Merkel vaticina diez años para salvar la crisis de deuda

el 05 nov 2011 / 21:25 h.

La canciller alemana, Angela Merkel, no espera un final rápido a la crisis de la deuda soberana en la Zona Euro, sino todo lo contrario, cree que costará una década llegar a tiempos mejores.

"Desde luego costará una década hasta que volvamos a estar en una posición mejor", afirmó Merkel en su videomensaje semanal al día siguiente de que la Eurozona no consiguiera obtener el compromiso de los países emergentes para colaborar en el fondo de rescate europeo en la cumbre del G-20 celebrada en Francia y de que el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, ganara una moción de confianza en el Parlamento.

En su tradicional mensaje de los sábados, Merkel señaló que la deuda se ha ido acumulando durante décadas, lo que significa que "no dejará de existir de un día para otro". "Probablemente haga falta una década para que estemos mejor", señaló. Según la canciller, "casi todos los grandes países europeos han gastado durante años mucho más de lo que han ingresado".

En ese sentido, aludió a la normativa constitucional que prohíbe asumir nuevos créditos por encima de un límite y subrayó que "por eso es tan importante que Alemania cuente con un freno a la deuda", un freno que, recordó, "hemos decidido ahora que todos los países de la Zona del Euro se impongan", dijo.

Merkel señaló que no hay motivos para el pesimismo, aunque subrayó que "si a Europa no le va bien, a Alemania tampoco le irá bien". Hay que hacer todo lo posible "por poner en orden las cosas en Europa". "Tenemos todavía mucho trabajo", un camino "arduo", dijo.

  • 1